El gobierno de Bolivia acusó a su similar de México de entrometerse en los asuntos internos de su país.


Ello luego de que la Misión Permanente de México ante la Organización de Estados Americanos (OEA), pidiera a la secretaría general aclarar “una nota de prensa” sobre el proceso electoral en Bolivia y “publicada en el periódico The Washington Post”.


El pasado 27 de febrero, la página “The Monkey Cage”, alojado en el sitio web de “The Washington Post”, difundió el texto: “Bolivia rechazó sus elecciones de octubre por fraudulentas. Nuestra investigación no encontró razón para sospechar fraude”.


Ante ello, México pidió a la secretaría general de la OEA aclarar el texto y que se solicite a investigadores especializados independientes, elaborar un análisis.


La Misión Permanente de Bolivia en la OEA envió a México una nota diplomática de protesta por lo que consideró una intromisión en los asuntos internos de la nación andina.


“La Misión Permanente de México ante la OEA, representante de un país que ha sido el abanderado de la no intervención, comete un flagrante acto de injerencia directa en asuntos de Bolivia, sin que nadie le haya atribuido ningún derecho a intervenir en un tema que corresponde exclusivamente a los bolivianos”, reclamó Bolivia.


En la nota diplomática de protesta puntualizó que la secretaría general de la OEA no tiene por qué responder a lo que consideró impertinentes cuestionamientos de la misión de México, sobre temas internos de Bolivia.“

Bolivia rechaza cualquier actitud de terceros países y organizaciones internacionales que están en este momento concertando acciones ideológicamente orientadas contra una sociedad que evitó la perpetración de una dictadura en Bolivia”.


Acciones de injerencia contra un país soberano, indicó el gobierno boliviano, enturbian el clima de reconstrucción de confianza en el que está comprometido la autoridad de Bolivia y su pueblo, con un país hermano como México.


Bolivia no necesita actos destinados a desestabilizar el país en un momento en que los ciudadanos están enfocados en la realización de las próximas elecciones generales del 3 de mayo”, puntualizó.


El país sudamericano mencionó que la “manipulación dolosa de las elecciones” fue certificada por una auditoría electoral vinculante llevada a cabo por la OEA a solicitud expresa del gobierno boliviano en octubre de 2019.


Por su parte, la secretaría general de la OEA, señaló que el artículo sobre el cual México pide aclaración, contiene múltiples falsedades, inexactitudes y omisiones, toda vez que se distorsiona deliberadamente el informe final de la auditoría de las elecciones en Bolivia. Ello lo expuso la secretaría general de la OEA en una carta enviada a “The Monkey Cage”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.