Por: Obed Campos

La presencia de Yamileth del Río, madre del pequeño Alexis, el pequeño de 3 años que sufrió desabasto antes de morir hace dos semanas, puso de cabeza el Congreso de Nuevo León, donde se presentó ayer para reclamarles a los diputados de la fracción de Morena su falta de compasión.

El niñito Alexis, padeció leucemia linfoblástica aguda, no llegó a su cumpleaños número 4, porque lo mató el mal, el 19 de febrero.

Su madre denunció, por todos los medios, que le habían negado el medicamento en los sistemas públicos de salud en Nuevo León y en México.

Trascendió que las diputadas, Karina Barrón, de Movimiento Ciudadano, Marlene Benvenutti, del PAN, y Claudia Tapia, independiente, se organizaron desde hace meses y reunieron algunos recursos entre todas las bancadas, para apoyar a la afligida madre en las curaciones de su pequeño.

Todas las bancadas apoyaron, menos las de Morena, que encabeza Ramiro González, donde, cada vez que la madre les pedía, auxilio, ellos la llamaban a la paciencia…

Esos son nuestros diputados inmisericordes.

Ayer Yamileth levantó su voz desde las gradas que dan al público para atestiguar las sesiones y sus gritos no le cayeron bien a la morenista Julia Espinosa de los Monteros, quien alzó la voz y dijo que si el resto de los legisladores hubieran querido ayudar, se habrían desecho de alguna joya para cooperar con algo a la madre.

Espinosa de los Monteros bajó entre abucheos de la tribuna…

Y la inconsolable madre se fue del Congreso con la promesa de Ramiro González de que le va a conseguir una entrevista con el secretario federal de salud… ¿Cómo para qué, si el niño ya es un angelito?

Créame usted que tampoco le va a servir de mucho a Yamileth el minuto de silencio propuesto por el petista Asael Sepúlveda, antes de que la madre abandonara el recinto.

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.