El Consejo de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE) terminó su encuentro en Zagreb, capital de Croacia, con un aviso claro: “no es verdad” que las puertas eurocomunitarias estén abiertas para los refugiados.

De los trabajos quedó en claro que lo la prioridad es frenar al continuo flujo de migrantes y solicitantes de asilo a la UE, subrayó Josep Borrell, Alto Representante de Exteriores eurocomunitario.

Buena parte de los refugiados provienen de Siria, donde el pasado sábado Estados Unidos Unidos y el movimiento islámico fundamentalista del Talibán firmaron un acuerdo sobre la región noreste de Idlib, que debe comenzar a concretarse en negociaciones este martes 10.

Idlib es una de las zonas donde el gobierno sirio cuenta con más oposición, además de que registra la participación, todavía, de militantes extremistas.

Para Borrel, se trata de “una buena noticia”, una señal de “buena voluntad”, y aclaró que la UE no tiene capacidad para forzar un alto al fuego “entre gente que no está aquí”, señaló citado por el sitio informativo aquieuropa.

En Turquía se encuentran 3.7 millones de refugiados que buscan ir a la UE, muchos ya en las cerradas fronteras con Grecia, en un movimiento que el Alto Representante afirma que es orquestado por Turquía.

En las conclusiones se advierte que los cruces ilegales no se tolerarán, y los Estados de la eurocomunidad tomarán las medidas necesarias en línea con las leyes de la comunidad y el derecho internacional, afirmó.

Entre las medidas que Grecia, el país más afectado, ha tomado figuran no congelar las solicitudes de asilo, pues la ONU considera su detención como ilegal.

Pero también su guardia costera dispara pelotas de goma contra los refugiados, medida que ha recibido el apoyo unánime del resto de miembros de la UE.

Grecia frena flujo de migrantes con gases lacrimógenos

 La tensión en la frontera entre Grecia y Turquía continuó hoy, particularmente en el río Evros, donde las autoridades griegas  arrestaron a 16 personas en las últimas horas y lanzaron gases lacrimógenos para contener la oleada de migrantes procedentes del país vecino.

La nacionalidad principal de los detenidos es pakistaní, afgana y marroquí. Desde el sábado 29 hasta este viernes, se han detenido a 268 migrantes e impedido 38 mil 480 intentos de entrar de forma ilegal, reportó Sputnik Grecia.

Videos difundidos en redes sociales esta mañana exhiben el uso de gases lacrimógenos, sonidos semejantes a detonaciones en el aire de cohetes e incendios en la zona.

De acuerdo con el diario turco Daily Sabah, varios migrantes y refugiados en el lado turco son despojados de sus pertenencias, documentos y ropa. Reporta incluso el asesinato de dos refugiados por las fuerzas griegas hasta el momento. Atenas ha negado estas muertes.

Esta mañana la Unión Europea (UE) en un comunicado, reiteró su “grave preocupación” por la situación fronteriza en la región y rechazó “firmemente el uso de Turquía de presión migratoria con fines políticos”.

Todo ocurre luego de que el gobierno turco decidiera abrir las puertas de sus fronteras al considerar insostenible acoger a más de 3 millones de migrantes y refugiados sin recibir el suficiente apoyo del bloque europeo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.