Por Obed Campos

…surgen, petrificadas en lo oscuro,

putas: pilares de la noche vana.

Octavio Paz. Crepúsculos de la ciudad II

Dice mi buen amigo Gabino en una reflexión corta, pero bastante profunda, que todos, asumiendo pérdidas cada quien, en esta sociedad, nos hemos sumado y solidarizado para enfrentar la pandemia del Covid-19 y sus consecuencias…

Todos, menos un sector que siempre gana con las pérdidas, es decir, perdiendo ganan, las compañías de seguros, concretamente, las de gastos médicos mayores, que, en México no son nada baratas.

Gabino enumera que instituciones educativas dan apoyo bajando o financiando colegiaturas, las entidades de gobiernos estatales y municipales han dado estímulos en impuestos municipales y estatales, vaya, hasta los banqueros están apoyando a su manera a los deudores, extendiendo los plazos.

Qué decir la la empresa Ternium, en Nuevo León, que construyó todo un hospital para atender a las víctimas de coronavirus…

¿Y las compañías de seguros? Ellos, los accionistas y dueños de esas empresas no se sienten parte del problema por lo visto.

Y si estoy equivocado, pues corríjanme, pero no se ha visto que los que cobran las carísimas pólizas de gastos médicos mayores, ni siquiera con donación de equipo médico, el cual es a todas luces deducible de impuestos, o al menos ofreciendo descuentos en el precio de sus pólizas, o la condonación de deducibles. Nada.

Pero ya pasará la crisis y se sabrá quien es quién…

En otro tema, tal y como lo menciono al evocar las palabras de Octavio Paz, otro sector que ha quedado petrificado en lo oscuro, es el del comercio sexual, el cual, de acuerdo a una extensa nota de Milenio Monterrey, ha caído hasta en un 90 por ciento, al menos en Nuevo León.

Las y los prostitutos, les recuerdo, también son seres humanos y tienen derecho a comer y ahora se las están viendo más que duras.

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.