Para la realización de pruebas de Covid-19 a casos sospechosos, el sector salud de Nuevo León contrató al menos 200 médicos y enfermeras adicionales.

A través de sus redes sociales, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón aseguró que se realiza todo lo conducente para hacer frente a la contingencia sanitaria.

Prueba de ello, dijo, es que también se adquirieron insumos y equipo médico, por una inversión de 300 millones de pesos.

“Sabemos que para hacer frente al virus del COVID-19 necesitamos la ayuda de expertos en salud, y por eso contratamos a 200 nuevos elementos de salud para cubrir la necesidad de visitas y detección de este virus”.

“Los elementos se encuentran en una capacitación de alto impacto para brindar ayuda con los conocimientos adquiridos en temas del coronavirus, para la rápida detección del mismo”, publicó.

Asimismo, hizo un llamado a respetar y cuidar de este ejército de hombres y mujeres que arriesgan su propia vida para salvar la de sus pacientes.

“Recuerda que el personal médico es el más importante en estos momentos, ya que ellos siguen trabajando arduamente para mejorar la salud de los pacientes. ¡Cuidemos a quienes nos cuidan!”

El llamado a la población es acatar las medidas de prevención y permanecer en casa.

Más de 50 mil pruebas gratis están disponibles en Laboratorios Swiss y Moreira, así como en los hospitales Metropolitano, Materno Infantil, General de Montemorelos, Sabinas Hidalgo, Cerralvo, Doctor Arroyo, Galeana, y  Linares.

Además de los Centros de Salud Pio X, Terminal, Nuevo Morelos, Insurgentes, Allende, Cadereyta, Linares y La Fama.