Tras haber entrado a una nueva etapa en la emergencia por el Covid-19, el alcalde de San PedroMiguel Treviño de Hoyos, anunció la cancelación de las obras públicas y privadas en el municipio.

El edil anunció que la medida obedece a las indicaciones por parte del Gobierno Federal, quien ha ordenado la suspensión de todo tipo de obras en el territorio municipal, con excepción exclusiva para aquellas consideradas “necesarias” para brindar atención a la contingencia sanitaria.

“Hemos tomado la decisión de ampliar la declaratoria de emergencia a la obra pública y privada. Tiene que cerrar esta obra mientras dura la emergencia, solo se permitirán los días inmediatos, las labores de limpieza y de seguridad”, dijo el edil a través de un vídeo.

La suspensión comprende a obras como construcciones nuevas, remodelaciones, ampliaciones, demoliciones, excavaciones y cimentación y acabados en construcción.

Además, aclaró que de contar con un permiso de construcción se ampliará por el periodo que dure la contingencia, esto a fin de no violentar derechos adquiridos y respetar la vigencia de las autorizaciones correspondientes, por lo que una vez concluido el periodo de suspensión, se reanudará la vigencia de las autorizaciones, sumándose a ello el plazo transcurrido sin poder realizar las obras.

Para el caso de las obras públicas que sí tienen contratadas por el municipio se suspenden los efectos de los contratos respectivos, a efecto de no caer en incumplimiento de las partes.

Es así como se exhortó a las empresas involucradas en obras públicas y privadas a mantener en la medida de lo posible los salarios de los empleados, así como la vigencia de su afiliación a la Seguridad Social, buscando proteger la salud y el bienestar de sus familias.

“En los próximos días nos reuniremos con los contratistas para asegurarnos que los trabajadores puedan sobrellevar esta emergencia también. Juntos saldremos de esta emergencia”, puntualizó Miguel Treviño.