El gobierno federal blindó a las empresas con las que tiene contratos para continuar con la construcción del Tren Maya, el aeropuerto de Santa Lucía y el Corredor Transístmico durante la pandemia por Covid-19.

Con esto, las empresas de producción de acerocemento y vidrio que tienen contratos vigentes con el gobierno federal para esos proyectos seguirán operando durante la contingencia.

Además, se aseguró de que los contratos existentes y considerados indispensabes para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) continúen operando.

“Aquellas empresas de producción de acerocemento y vidrio que tengan contratos vigentes con el gobierno federal continuarán las actividades que les permitan cumplir con los compromisos de corto plazo exclusivamente para los proyectos de Dos Bocas, Tren Maya, Aeropuerto Felipe Ángeles, Corredor Transísmico, así como los contratos existentes considerados indispensables para Petróleos Mexicanos y la Comisión Federal de Electricidad”, señaló a través de un acuerdo publicado por la Secretaría de Salud en el Diario Oficial de la Federación.

El acuerdo establece que las empresas de producción de acerocemento y vidrio, así como los servicios de tecnologías de la información, son consideradas actividades esenciales, cuya suspensión puede tener efectos irreversibles para su operación.

También incluyó a las empresas y plataformas de comercio electrónico en el rubro de empresas de mensajería cuya actividad es esencial, mismas que podrán operar siempre y cuando cumplan con las medidas extraordinarias establecidas por la Secretaría de Salud (Ssa) frente a la contingencia por el Covid-19.

Añade que las minas de carbón mantendrán una actividad mínima para satisfacer la demanda de la CFE.

“Para ello, deberán informar a la Secretaría de Economía a través del correo electrónico: economía@economía.gob.mx, conforme al Anexo 1, en un término no mayor a 24 horas a partir de la publicación de los presentes lineamientos, el número de trabajadores que para dicho efecto resulte indispensable”, precisa.

En tanto, las empresas distribuidoras de carbón mantendrán sus actividades de transporte y logística también para atender la demanda de la CFE empleando un número mínimo de trabajadores, quienes deberán cumplir con las prácticas de prevención de contagios de Covid-19 establecidas por la Ssa.

El decreto fue publicado luego de que en la conferencia de ayer el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que su administración se encontraba realizando los trámites pertinentes ante la Ssa para que, a pesar de la contingencia por Covid-19, los trabajos continúen en los proyectos considerados estratégicos.

Este domingo, en su informe trimestral el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que, aunque lo peor de la crisis derivada por la contingencia sanitaria está por venir, el próximo 30 de abril se realizará la firma del contrato para la construcción del primer tramo del Tren Maya.

“El 30 de abril se firmará el contrato de construcción del primer tramo del Tren Maya y en mayo acordaremos la construcción de cuatro tramos más”, dijo.

Explicó que para 2022 su gobierno dejará pendiente la construcción de 485 kilómetros del Tren Maya, mismos que serán concluidos por los ingenieros militares una vez que terminen la obra del Aeropuerto de Santa Lucía.

También aseguró que la CFE cuenta con financiamiento suficiente para construir las plantas termoeléctricas que se necesitan en la península de Yucatán, en Baja California Sur y otras regiones del país.

Por su parte, integrantes de la oposición lamentaron la decisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de no postergar estos proyectos para hacer frente a la crisis económica que dejará el Covid-19.

Durante su conferencia de prensa de ayer, el Presidente afirmó que la construcción del Tren Maya generará 80 mil empleos.

* Siguen en actividad
Empresas de producción de acerocemento y vidrio que estén contratadas para la construcción del Tren Maya, Aeropuerto de Santa Lucía y el Corredor Transísmico, seguirán operando durante la pandemia única y exclusivamente para estos proyectos.

Empresas de producción de acerocemento y vidrio, así como de tecnologías de la información, se consideran actividades esenciales cuya suspensión puede tener efectos irreversibles para su operación.

Se permite operación de las empresas contratistas de Pemex y CFE.

Empresas y plataformas de comercio electrónico pueden operar siempre que cumplan las medidas de prevención de contagio.

Minas de carbón mantendrán actividad mínima, pero únicamente para satisfacer la demanda de la CFE.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.