La agencia Moody’s dijo que la reducción fiscal de 65 mil millones de pesos, anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador el domingo pasado, es insuficiente para evitar que la petrolera utilice sus líneas de crédito este año y en consecuencia aumente su deuda.

Según la agencia, dado los bajos precios del petróleo y el compromiso de la administración de mantener altas las inversiones de capital para mantener la producción de petróleo crudo al menos estable, estima que Pemexaprovechará la totalidad de sus actuales 8.9 mil millones de dólares en líneas de crédito comprometidas durante 2020, que ya no estarían disponibles para satisfacer sus necesidades de efectivo en 2021.

“Esto aumentaría el riesgo de alta liquidez de la compañía en un año en que la demanda y los precios del petróleo continuarán presionados por un crecimiento económico global limitado y una deuda de Pemex de aproximadamente 6.2 mil millones de dólares”, explicó Moody’s.

La agencia añadió que en su anuncio del domingo pasado, el presidente López Obrador dijo que Pemex dirigirá de forma adicional 400 mil barriles diarios de crudo mexicano a la producción de combustible, lo que aumentaría la tasa de utilización de la capacidad en las refinerías mexicanas a 60% en 2020 desde 36% registrado en 2019.

“Una mayor producción de combustible reduciría las importaciones de gasolina y diésel y permitiría a Pemexaprovechar los bajos precios de la canasta de crudo mexicana, que ha promediado 34 dólares por barril en los últimos dos meses, lo que implica un descuento cercano a 6 dólares por barril”, dijo.

En ese entorno, Moody’s consideró que la decisión será temporal y sólo podría tener cierto sentido económico, mientras que el elevado tipo de cambio incrementa los precios del combustible por paridad de importación mientras los precios del crudo son bajos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.