La Procuraduría Federal del Consumidor aseguró que elprecio de las cremaciones aumentó en 6.3 por ciento durante la pandemia de Covid-19.

De acuerdo con la dependencia este precio incrementó de 12 mil 40 a 12 mil 852 pesos.

Además el paquete de inhumación tuvo un alza muy ligera, pasando de 10 mil 702 a 10 mil 768 pesos.

Según la Profeco, no hay saturación o justificación para el alza, por mínima que sea, aunque se han detectado abusos de coyotes que encarecen los servicios funerarios.

Sin embargo, no han recibido denuncias contra estos intermediarios.

En otros estados el precio de inhumación oscilo entre los 9 mil a los 19 mil pesos. Puebla y Culiacán ofrecieron los servicios más baratos, con 9 mil 323 y 9 mil 896 pesos.

En contraste, Guadalajara y Monterrey cobraron 17 mil 261 y 19 mil 884 pesos, respectivamente.