Por Francisco Tijerina Elguezabal


“Ojos que no ven, corazón que no siente”. Refrán popular

No hay necesidad de ser brujo, mago o adivino para saber lo que ocurrirá en calles y avenidas de la mayor parte de México a partir de hoy: fastidiada del encierro, una enorme cantidad de personas saldrá a las calles, sin importar si regresan o no al trabajo o si aún no tienen clases presenciales en las escuelas.

De hecho fueron muchos los que se anticiparon y el fin de semana abandonaron el enclaustramiento con o sin pretexto, con familias, con niños, con adultos mayores y así se organizaron reuniones, fiestas, pachangas y borracheras.

Diese la impresión de que el anuncio de la finalización de la Jornada Nacional de la Sana Distancia fue interpretado por la mayoría como un “ya desapareció el virus, podemos salir tranquilos”, cuando no es así.

El inicio de la reactivación económica no es un “arranquen” para todos, sino para determinados sectores y con protocolos específicos de comportamiento; en todos los casos los ciudadanos que acudamos a comercios o instituciones deberemos mantener las mismas reglas de higiene y distanciamiento social, todos portaremos cubrebocas y nos cubriremos al toser o estornudar (con todo y el cubrebocas) adoptando el método de etiqueta.

Esta nueva etapa implica “vivir con la pandemia” y debemos adaptarnos a ella, retomando poco a poco nuestras actividades pero, en la medida de lo posible, manteniendo la cuarentena, cuidándonos y cuidando a los demás. El punto no se trata de infectarnos o no, sino de no enfermarnos todos al mismo tiempo para no correr el riesgo de colapsar el sistema de salud.

El virus está aún ahí y es invisible, por lo que lejos de confiarnos debemos extremar nuestras precauciones. En la medida que mantengamos la disciplina y así tengamos una curva más larga, serán menos los enfermos y con ello menos los decesos.

Aprendamos a vivir con el virus y mantengámoslo a raya.

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.