Por Obed Campos

En unos minutos se le acabó la valentía del protagonismo a Samuel García, quien salió con más pena que gloria y perseguido a pedradas por una horda de petroleros que le repudiaron que quisiera con ellos hacer el caldo gordo de una campaña a pique.

El vidrio de la Grand Cherokee “prestada” que le rompieron al senador al poner pies en polvorosa y salir huyendo de la Refinería, es lo de menos: el amigo que le prestó la camioneta (por cierto, yerno de un importante funcionario de la administración estatal) tiene para eso y más.

¿Qué le falló a Samuel? La información de inteligencia: si tiene alguien que le elabore los “panoramas” a futuro, debería de despedirlo, por no prever el escenario de pérdida en el que se vio inmiscuido ayer, y sin necesidad alguna y sin ganancia a la vista.

Los expertos en política dicen que el joven Samuel se cuelga de un chorro de agua.

Ayer se vio que no.

De los lamentables hechos de la Refinería de Cadereyta, me robo el apunte de José Francisco Villarreal Chapa:

“Era de esperarse su fallida incursión a la refinería de Cadereyta. Con un largo historial obsesivo contra el gobernador Rodríguez, que ha sido más ruido que nueces, y con una debacle en la popularidad que había sembrado en redes sociales, el Senador se moviliza para recuperar prestigio… Porque se aferran a la política como clase social, y no lo es…”

La gran pregunta que se antoja indispensable es: ¿Samuel sabrá que terreno pisa y podrá vencer sus soberbia para reconocer que no es momento de seguir?

“HOLA, MI GORDO…”

“Hola, mi gordo” Con esa pequeña frase, Javier Duarte de Ochoa acusa que recibió un mensaje amenazante en su cuenta de Whastapp.

Pero la pregunta de los 64 mil es, si Duarte de Ochoa está preso en un penal de Veracruz, ¿cómo lo dejan tener y manejar un celular o una computadora para mantenerse activo, como lo está, en sus “benditas” redes sociales?

Es pregunta para el gobernador, el inefable Cuitláhuac García Jiménez y para sus jefes de seguridad.

¿O qué? ¿En Veracruz la onda multimedia alcanza hasta los penales?

obed@sdpnoticias.com
@obedc

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.