En días recientes, la Policía de Manchay, Perú, desalojó una de las ya tristemente célebres “fiestas Covid“, pero esto no fue lo más insólito sino que tras su detención, un joven responsabilizó a las autoridades por su salud y dijo que tendrían la culpa si contagiaba

Casi desde que la pandemia comenzó, surgieron grupos de personas dispuestas a desafiar la posibilidad de contagiarse de coronavirus asistiendo a fiestas en las que alguno de los asistentes portaba el virus, pero hasta ahora, nadie había culpado a terceros por las posibles consecuencias. 

Tras ser detenido, un joven identificado como Giancarlo Cruz Neyra declaró que no sería la fiesta ni la falta de medidas sanitarias en ella las culpables si contraía el virus, sino las autoridades por haberle quitado su cubrebocas. 

Al ser entrevistado por un medio local, Cruz Neyra dio que durante la detención, los elementos le quitaron su morral y su cubrebocas. “Me han quitado mi morral con todo. Si me muero es por ellos. (…) Me han pateado, si hoy día me enfermo y llegó al hospital es por ellos”, dija. 

La Emergencia Sanitaria mantiene a Perú en distanciamiento social obligatorio, por lo tanto, la Policía ha desintegrado más de una de estas reuniones. 

Tan sólo en la fiesta donde fue detenido Cruz, había otras 90 personas que fueron puestas a disposición de las autoridades por violar las reglas actuales sobre el distanciamiento social. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.