Por Félix Cortés Camarillo

No saben cómo celebro esto…

Andrés Manuel López Obrador, sobre México Libre

El video con el que desde Palenque el presidente López celebra la decisión del INE, criticando a la institución, de negarle el registro como partido político a la asociación llamada México Libre que encabeza la señora Margarita Zavala de Calderón, no es solamente una pieza de cinismo extremo. Es también una equivocación.

López Obrador deduce que el potencial dueño de esa franquicia electoral es Felipe Calderón, lo cual técnicamente no es cierto. La ciudadana Margarita Zavala -mujer, por cierto independientemente de que está casada con quién- es la promotora de ese instituto. El presidente López sabe que el INE de ahora es heredero del IFE de antes que fue cómplice, según él, en el robo de la presidencia que se llevó Calderón. “Se acababa el INE” amenazó, si hubieran aprobado el partido de Zavala.

El presidente López le sugiere a Calderón que acuda a sus amigos que le ayudaron en el robo, Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, que la semana pasada se alinearon al Ejecutivo y le negaron el registro a la señora Zavala. Sin equivocarse, porque la señora Zavala ya lo confirmó, México Libre, que así se llama el potencial partido, acudirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación buscando revocar la decisión del INE.

Ya quisieran; una y otro. Ahí reside el doble error, se tropiezan con la misma piedra. Margarita Zavala corre el peligro de ganar en el TEPJF. Se dice por ahí: cuidado con lo que deseas, se te puede cumplir.

Al único que le conviene que el INE meta reversa y registre a México Libre es al presidente López. Si como pilón le dan el registro al partido que pretende hacer el yerno de la maestra Elba Esther, más a su favor. El gran éxito del presidente López es la polarización de la sociedad mexicana: primero los pobres, luego todos los demás. Con la condición de que no se unan en su contra.

La fragmentación de los múltiples sectores de la sociedad que están descontentos con la gestión del presidente López le permite a él y sus diferentes pandillas asociadas impedir la construcción de un frente opositor sólido. Un frente que en este momento no tiene un liderazgo viable y visible. Si la probable subida de Porfirio Muñoz Ledo a la dirigencia de Morena es prueba de un avance democrático, entonces sí estamos jodidos los mexicanos: un retroceso de setenta años.

Vamos a enfrentar el año próximo la peor crisis económica que México ha tenido en un siglo, de eso no hay duda. La pregunta es si los mexicanos tenemos la madurez, la capacidad y la decisión de evitar una crisis política de envergadura similar. La carencia de liderazgos confiables es evidente a todos los niveles; de manera especial en el tema adelantado de la sucesión presidencial. ¿Cómo estarán las cosas si los únicos que se mencionan como posibles son Marcelo Ebrard y López Gatell?

PREGUNTA para la mañanera porque no me dejan entrar sin tapabocas: con todo respeto, Señor Presidente, ¿su desconocimiento de la legislación en cuestiones electorales es intencional o accidental?

‎felixcortescama@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.