La Secretaría de Economía (SE) informó que a partir del próximo 8 de octubre entrará en vigor la modificación completa de la NOM-005-SCFI-2017. Con lo cual estaciones gasolina y diésel tendrán que cambiar sus bombas y vender litros completos.

A través de un comunicado la SE informó que dicha norma contempla instrumentos y sistemas de medición y despacho de combustible.

Así como características de confiabilidad y “pistas de auditorias o bitácoras de eventos”, con esto se busca que tanto empresas como consumidores sean víctimas de robos por parte de algunas gasolinerías.

Por su parte la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) implementará instrumentos para sustentar las denuncias penales.

Desde principios de septiembre el presidente López Obrador señaló que se le dio prorroga a los distribuidores, por lo que serán verificados para defender a los consumidores.

Y es que, con la modificación a la NOM-005 los dispositivos deberán de registrar ajustes o “alteraciones” al sistema de medición y despacho de gasolina.

Así como, cambios de precios; accesos a sistemas electrónicos, particularmente al sistema de apertura de puertas y el acceso al modo de programación.

Además de cambio de fecha y hora del sistema y actualización de los programas de cómputo, incluyendo las versionas a las que se actualizó.