Entre opiniones a favor y en contra, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón rindió ayer su Quinto Informe de Gobierno ante el Congreso Local.

Tras escuchar el posicionamiento de las nueve bancadas que integran el Poder Legislativo, el mandatario estatal hizo entrega del documento que enlista sus actividades en los últimos doce meses, destacando el combate al Covid-19.

En un mensaje dirigido a 22 diputados presentes, trasmitido en redes sociales, y sin público en las gradas para prevenir posibles contagios, agradeció su apoyo en la reorientación del presupuesto en atención de la emergencia sanitaria.

“He abandonado mi soberbia, hoy me da gusto estar aquí con ustedes… hago entrega de mi quinto informe“, resaltó.

“Muchas son las obras, pero lo que más me motiva son los resultados”.

“Los recursos que han aprobado han sido utilizados eficientemente, ni nada más ni nada menos”, puntualizó.

En conjunto con ahorros, detalló, se logró un fondo de 2 mil 600 millones de pesos para la reconversión hospitalaria,  apoyos alimentarios, paquetes de medicamentos, ayudas asistenciales y subsidios a cerca de 200 mil familias.

Escenario que ha permitido a la entidad seguir en pie, con la incorporación a la batalla de un Hospital Metropolitano renovado, y el Hospital Tierra y Libertad, Hospital de Juárez, Hospital de Sabinas Hidalgo y Hospital de Montemorelos, nuevos.

 “A la hora de elegir entre la salud y la economía, las dos crisis disparadas por esta pandemia mi respuesta siempre fue y será contundente, primero la salud de la gente lo demás puede restituirse, la vida nunca”.

Pidió, un minuto de silencio por los casi 4 mil fallecimientos a causa de la enfermedad, así como  un aplauso para el personal de salud.

Por otro lado, en materia de seguridad destacó una reducción del 28 por ciento en delitos de alto impacto y reconoció el arduo trabajo de Fuerza Civil, considerada como una de las mejores corporaciones policiacas del país.

Mención especial tuvo la conclusión del Penal de Apodaca II, la construcción de 600 aulas nuevas, el inicio de los trabajos de la Presa Libertad y el avance del 50 por ciento en el tramo Juárez Montemorelos del Anillo Periférico.

Respecto a movilidad, descartó el aumento de tarifas del trasporte público durante su sexenio, y anticipó la llegada de 50 vagones para las tres líneas del Metro, así como 100 camiones para Ecovía.

El campo y los polígonos de pobreza también fueron beneficiados a lo largo del año, y se comprometió a levantar bandera blanca en pobreza extrema este 2021.

Rodríguez Calderón arribó al Recinto Legislativo alrededor de las 10:30 horas, acompañado por Manuel González Flores, secretario general de Gobierno, y Enrique Alanís, secretario particular.

Al igual que en los cuatro años anteriores, se trasladó a pie desde Palacio de Gobierno, pero esta vez, por motivos de la pandemia, sin su amplia comitiva.

Previo a su ingreso, aseguró haberse realizado una vez más la prueba del virus, a la que dio negativo.

Se contó también con la asistencia de Carlos Garza Ibarra, secretario de Finanzas y  Tesorería General del Estado, y Adrián de la Garza Santos, alcalde de Monterrey.

Otros 28 alcaldes metropolitanos y rurales, funcionarios estatales, sindicatos, y diversos órganos autónomos, se conectaron vía internet.

Es de destacar que alrededor de la sede se colocó un cerco de seguridad conformado por vallas metálicas y elementos de Fuerza Civil, en tanto que el acceso fue restringido.

A diferencia de los informes pasados y para evitar aglomeraciones, no se tendrán exposiciones ni ningún evento masivo en torno a los resultados.

SOLO LE FALTARA ENCARCELAR  A LOS CORRUPTOS

El único compromiso de campaña que no cumplirá al término de su sexenio, aseguró el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, será el de meter a la cárcel a los corruptos.

Recordó que a través de la llamada “Operación Tornado” a cargo de la Subprocuraduría de Anticorrupción, creada por su gobierno y ahora extinta, se imputó a muchos funcionarios de la anterior administración, sin embargo, el Congreso local le quitó esta facultad.

Es de destacar que incluso se inició un proceso penal por daño al erario, entre otros delitos, en contra del ex gobernador Rodrigo Medina de la Cruz, carpetas que pasaron a la Fiscalía de Combate a la Corrupción.

“Lo que no voy a poder cumplir es lo que ya lo saben, es decir, el mismo  Congreso en la anterior legislatura le quitó al gobernador la responsabilidad  de la Procuración de Justicia, entonces ¿cómo le hago?”.

“Eso ya se ve en la Fiscalía, yo estoy impedido legalmente. Ahí están órdenes de aprehensión , ahí están, hay una gran coordinación de la Fiscalía y esperamos que se logre”.