Marte será un ‘planeta libre’, que no se regirá por autoridades o leyes de la Tierra cuando se logre establecer una colonia humana, reveló SpaceX, la empresa estadounidense de fabricación aeroespacial fundada por Elon Musk.

En lugar de ello, los residentes se adherirán a sus propios “principios de autogobierno”, según se indica en los Términos de Servicio del proyecto de Internet Starlink.

La semana pasada, durante su participación en la reunión anual de la Mars Society, Elon Musk reveló sus planes para lanzar la misión SpaceX Mars, cuyo objetivo será crear una ciudad autosostenible en Marte, aunque no estableció un tiempo preciso para su desarrollo.”Esto realmente podría reducirse a: ¿Vamos a crear una ciudad autosuficiente en Marte antes o después de la Tercera Guerra Mundial? La probabilidad de que ocurra después es baja, por lo que deberíamos intentar hacer que la ciudad sea autosuficiente antes de cualquier posible Guerra Mundial”
Elon Musk, fundador de SpaceX

La empresa aeroespacial planea utilizar constelaciones de satélites para dotar de internet a la colonia, proyectos conocido como Internet Starlink.

Según los términos de servicio de Starlink, SpaceX no se verá obligada a reconocer el derecho internacional:”Para los servicios prestados en Marte, o en tránsito a Marte a través de Starship u otra nave espacial de colonización, las partes reconocen a Marte como un planeta libre y que ningún gobierno terrestre tiene autoridad o soberanía sobre las actividades marcianas”
SpaceX

El documento señala que cuando exista algún tipo de disputa, será resuelta según las normas originadas en el planeta rojo.Los conflictos “se resolverán mediante principios de autogobierno, establecidos de buena fe, en el momento del asentamiento marciano”
SpaceX

Los Términos del Servicio precisan que quienes sí estarán regido por leyes terrícolas, en específico las de California, Estados Unidos, serán los terrícolas que utilizan Internet en la Luna de la Tierra.

Hace unos días SpaceX anunció planes para cobrar 99 dólares (2 mil 112 pesos mexicanos) al mes por una versión de prueba del proyecto de Internet Starlink en la Tierra, aunque admitió que probablemente será irregular al principio.