El Consejo Científico de Francia advirtió que a segunda ola de coronavirus (Covid-19) que experimenta Europa no sería la última, de hecho, prevén que el continente atraviese por diversas oleadas durante el final del invierno y en la próxima primavera boreal de 2021.

La prevalencia de las olas dependerá del clima, así como del nivel y eficacia de las estrategias de test, rastreo y aislamiento de los casos positivos detectados. De momento, la predicción de los expertos es que la segunda oleada concluya a finales de 2020 o principios de 2021 con el retorno de la circulación del virus SARS-CoV-2 a un “nivel muy controlado”.

Para el Consejo Científico de Francia, el control de la pandemia de Covid-19 significa tener máximo de 5 mil a 8 mil nuevos casos por día, por lo que los países europeos deberán reinstalar las medidas de confinamiento, recupera la agencia AFP.

El número de casos de coronavirus a nivel mundial ascendió a más de 46 millones, mientras las muertes suman mil 196 millones, siendo Europa el continente que agrupa 11 millones de casos positivos y experimenta un crecimiento de la tensión entre sus residentes, lo que ha desencadenado disturbios.

Alemania impuso el confinamiento de un mes a partir de este 2 de noviembre con el cierre de restaurantes, bares, cines, teatros, gimnasios y piscinas, mientras comercios y colegios permanecen abiertos, además de limitar las reuniones privadas a máximo 10 personas de hasta dos hogares, acota la agencia EFE.

Portugal impondrá un cierre al 70 por ciento del país desde el miércoles 4 de noviembre y declarará Emergencia Sanitaria para aplicar medidas más restrictivas, mientras Bélgica se confina durante seis semanas y cierra sus comercios no esenciales y promueve el trabajo a distancia, así como la invitación de una sola persona a casa.

En Italia también se impondrá un toque de queda nacional vigente de la última hora de la tarde que obliga al cierre temporal de museos, salas recreativas y centros comerciales durante los fines de semana por el coronavirus.

Reino Unido permanecerá en confinamiento desde el 5 de noviembre al 2 de diciembre, mientras Austria hace lo propio desde 3 de noviembre hasta finales del mes. En un lugar opuesto se ubica España, quien descarta la medida aunque se desencadenaron disturbios en contra de restricciones.