Para evitar que los grabados inusuales en piedra caliza se sigan perdiendo o comercializando sin control, por mayoría, el Congreso del Estado aprobó reformas a la Ley de Patrimonio Cultural.

Luis Susarrey, diputado de la bancada del PAN aseveró durante el debate que era necesario modificar la ley porque no había una regulación al respecto.

Y era inexplicable como grabados encontrados en la empresa ubicada en el municipio de Vallecillos estuviera pasando esto.

“Los grabados inusuales en piedra caliza no son restos protegidos por la Federación, es decir, al no considerarse como fósiles, al no existir un decreto presidencial que los proteja y al no existir tampoco una legislación federal en materia de paleontología, éstos bienes están en un limbo jurídico”.

“Estamos perdiendo un patrimonio cultural muy importante en la zona del municipio de Vallecillo y cuando lo queremos regular, que haya un registro, nos topamos con postura por parte del INAH que dice que no tenemos atribuciones para legislarlo, que eso es de ellos, la pregunta es entonces por qué no lo han hecho”., dijo