El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, refirió que su administración no regresará a un confinamiento en su administración, y brevemente hizo referencia a las elecciones de Estados Unidos.

En un mensaje el mandatario indicó que su administración no se irá a los cierres, y luego pausó para decir que espera que en la siguiente administración o la que venga, “quien sabe lo que pueda pasar”, no habrá confinamiento.

Durante su mensaje, Donald Trump aseguró también que la vacuna contra el Covid-19 se distrubuirá a partir de abril de 2021 entre la población de Estados Unidos. Probablemente sea el insumo de Pfizer y BioNTech, acotó el mandatario.

Según Trump, las primeras dosis estarán destinadas a trabajadores de salud, grupos de riesgo y empleados de primera línea, o mayor contacto con la enfermedad. En total habrán suficientes dosis para inocular a 20 millones de personas en diciembre.

Sin embargo, Donald Trump dijo que el Gobierno excluirá en este plan a Nueva York, alegando que el gobernador Andrew Cuomo, de los demócratas, dudó de la efectividad del insumo.

Esta fue la primera aparición de Donald Trump desde que se declarara por las grandes cadenas televisivas a Joe Biden como ganador de las elecciones.

Se esperaba que el presidente emitiera un mensaje referente a este hecho, pero se limitó a hablar del coronavirus, del plan de vacunas y de las acciones que emprenderá su gobierno.

Donald Trump, para cerrar, acusó que las autoridades de Pfizer cometieron un “error desafortunado” al negarse a ser parte de la operación Warp Speed, para lograr el desarrollo y distribución de una o más vacunas lo más rápido posible.