Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) y la Universidad de California, en Estados Unidos, crearon un dispositivo que permite recolectar agua limpia y fresca en casi cualquier lugar de la Tierra.

¿Cómo lo logra? Extrayendo el líquido vital del aire, incluso en los lugares más secos. Lo mejor de todo es que el aparato funciona con luz solar, por lo que su uso resulta muy barato, afirman sus creadores en un estudiopublicado por la revista Joule.

Actualmente, la escasez de agua afecta a más del 40 por ciento de la población mundial y se prevé que este porcentaje aumente, según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En un intento por solucionar el problema, se han creado sistemas que pueden extraer el líquido vital de fuentes inusuales, como la niebla, el rocío o el aire, aunque su eficacia está sujeta a las condiciones climáticas o su adquisición es muy costosa.

Sin embargo, los científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) afirman que su dispositivo, una evolución de otro aparato creado hace tres años, ha superado tales inconvenientes, sustituyendo los materiales especializados y muy costosos que utilizaba para purificar el agua, con zeolita,

Dicho material está compuesto por aluminofosfato de hierro microporoso, ampliamente disponible y estable, que tiene las propiedades adsorbentes adecuadas para permitirle al dispositivo extraer agua gracias a las fluctuaciones de temperatura entre el día y la noche.

Yang Zhong, estudiante graduado que trabaja en el laboratorio de Wang y que colaboró en la creación del aparato, explicó:“Las zeolitas se utilizan de manera común: por ejemplo, se usan ampliamente como catalizadores en la industria petroquímica y como adsorbentes para la separación de gases o el almacenamiento de energía. En cuanto a aparatos de nuestra vida habitual, existen deshumidificadores elaborados con este material”
Yang Zhong, científicos del MIT

El instrumento funciona en dos etapas. Primero la zeolita absorbe la humedad del aire durante la noche. Al día siguiente, cuando sale el sol y lo calienta, la diferencia de temperatura hace que libere el agua en forma de vapor y las gotas se recolectan en una placa de cobre, para luego caer en un par de tubos.

Actualmente se pueden obtener al día 0.8 litros de agua al día por metro cuadrado, pero se están haciendo mejoras para lograr una cantidad mayor.

Lo mejor es que este dispositivo puede funcionar en regiones secas, ya que requiere niveles mínimos de humedad del 20 por ciento, afirman sus creadores.