Manuel Merino, quien asumió la presidencia interina de Perúcomo reemplazo de Martín Vizcarra el martes 10 de noviembre, renunció este domingo 15 de noviembre tras una semana de intensas protestas que derivaron en una crisis política dejando decenas de heridos y dos jóvenes asesinados.

“Yo, como ustedes, quiero lo mejor para este país”, dijo Manuel Merino antes de anunciar su renuncia como presidente, misma que calificó de carácter irrevocable; cabe destacar que su renuncia sucede luego de la dimisión de más de la mitad del gabinete de ministros, entre ellos los secretarios de Defensa, Educación, Salud, Mujer, Comercio Exterior, Agricultura, Cultura, Vivienda y Energía.

“Presento mi renuncia irrevocable al cargo de Presidente de la República e invoco a la paz y unidad de todos los peruanos. Mi compromiso es con el Perú y haré el mayor de mis esfuerzos para poder garantizar la sucesión constitucional que el Congreso determine”.Manuel Merino

Merino agradeció al gabinete que lo acompañó “en el reto que Perú nos ha puesto”, luego de asumir el cargo el 10 de noviembre. Previamente, el Congreso peruano exhortó este domingo al presidente Merino a renunciar de manera inmediata para pacificar el país, tras la represión de protestas multitudinarias.

El parlamento advirtió que si no dimitía su renuncia antes de las 18:00 horas locales, el Congreso iniciaría “un proceso de censura” para su destitución; según medios locales, la renuncia de Manuel Merino como presidente de Perú generó celebraciones en las calles de Lima.

Desde hace unos días, miles de peruanos salieron a protestar para exigir la renuncia de Merino; según la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, suman más de 100 heridos y 41 desaparecidos, luego de la segunda marcha nacional de este sábado 14 de noviembre, que fue la sexta jornada consecutiva de manifestaciones en ciudades de todo el país.

Este movimiento de descontento en Perú comenzó con la destitución del presidente Martín Vizcarra por “incapacidad moral permanente”, en medio de acusaciones de corrupción en su contra, reemplazandolo por Manuel Merino, hasta entonces presidente del Parlamento.