Con motivo de su 84 aniversario, la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria efectuará una serie de actividades desde el día de hoy, hasta el 22 de noviembre .

Las actividades se realizarán a las 18:00 horas podrán ser apreciadas a través de las redes sociales de la Capilla y de Cultura UANL

El programa de actividades iniciará hoy con la Conferencia “El jardín del señor embajador. Reyes en Brasil”; posteriormente el martes 17 con la presentación se llevará a cabo la presentación de “El oro de los tigres IX”.

Mientras tanto para el miércoles 18 se realizará la ceremonia de Entrega del Premio Internacional Alfonso Reyes 2020 a Carlos García Gual y develación de placa conmemorativa en la galería del Premio Internacional Alfonso Reyes, ubicada en el lobby de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria.

Las celebraciones siguen el jueves 19 con la Ceremonia de Entrega del Premio Iberoamericano de Poesía Minerva Margarita Villarreal 2020

Para el viernes 20 se realizará la presentación del Boletín Interfolia, número 2; el sábado 21 se realizará el Diálogo del helenista y escritor Carlos García Gual y alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras.

Por último, las actividades concluirán el domingo 22 con un Recorrido virtual por la Exposición Homenaje: “Tras la huella de la luz. Minerva Margarita Villarreal, 1957-2019”, en el primer aniversario luctuoso de la celebre poeta.

La Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria nació el 13 de noviembre de 1980 en el edificio creado especialmente para ello en la Máxima Casa de Estudios, y en enero de 1981 comenzó a ofrecer sus servicios a la comunidad universitaria y al público en general.

Cuenta con más de 4 mil metros cuadrados en dos niveles, siete salas y un acervo en incremento de alrededor de 176 mil volúmenes;  la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria es, pues  una institución que promueve la difusión y creación del conocimiento.

A petición encabezada por la Universidad Autónoma de Nuevo León y signada por destacadas personalidades e instituciones educativas del estado, el Ejecutivo Federal decreta otorgar la custodia de la biblioteca propiedad de Alfonso Reyes —que con el nombre de Capilla Alfonsina funcionaba hasta ese momento en la ciudad de México— a la Universidad Autónoma de Nuevo León.