El peso arrancó la semana con un buen desempeño en los mercados cambiarios y ganaba este 23 de noviembre más de medio porcentual ante el dólar de Estados Unidos al inicio de la jornada, un precio no visto en meses.

Con esto, el dólar se colocó por debajo de la barrera psicológica de los 20 pesos por unidad, un tipo de cambio no visto desde marzo pasado, en lo que es la tercera jornada consecutiva de caída para la divisa verde ante la moneda mexicana.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, el peso se cotizaba en 19.9960 por dólar, con un avance del 0.51 por ciento frente al precio de referencia del viernes pasado, hilando su tercera jornada consecutiva de ganancias con un retorno acumulado del 1.8 por ciento.

Dólar cae por debajo de los 20 pesos por unidad por primera vez desde marzo

Expertos consultados por la agencia de noticias señalan que la cotización del dólar a la baja se debe principalmente a que los mercados muestran un mayor apetito por activos de riesgo, ante los datos de varias farmacéuticas que destacan el éxito de sus vacunas contra el coronavirus.

La universidad de Oxford y la farmacéutica AstraZeneca dieron a conocer este lunes que su vacuna tiene una efectividad de entre 62 y 90 por ciento, según la cantidad de dosis aplicada a los voluntarios que participaron en los ensayos de fase tres.

En el grupo de personas que recibieron primero media dosis y posteriormente un refuerzo equivalente a una dosis, 90 por ciento no presentó síntomas de la enfermedad que ya le ha costado la vida a casi 1 millón 400 mil personas y paralizó por varios meses a las principales economías del mundo.

“Esta vacuna (AstraZeneca), como las que se han dado a conocer, han resultado positivas para los mercados. Sin embargo, el ritmo de contagios se mantiene en niveles preocupantes alrededor del mundo”, dijo el grupo financiero Monex en una nota de análisis reseñada por Reuters.

Otros dos de los principales proyectos a nivel mundial, los de Moderna y Pfizer-BioNTech, dieron a conocer hace unas semanas que sus vacunas contra el Covid-19 tienen una eficacia que supera el 90 por ciento.

Con esto, se incrementan las posibilidades de que inicien antes de fin de año campañas masivas de vacunación en Estados Unidos y Europa, algo que dará todavía más dinamismo a las principales economías del mundo.