El Gobierno del Estado hizo un llamado a todas las fuerzas políticas que participarán en el próximo proceso electoral de 2021 para llevar a cabo sus campañas con civilidad.

Lo anterior lo solicitó tras los lamentables y bochornosos acontecimientos en donde militantes de Morena protagonizaron un zafarrancho afuera de un reconocido hotel de la localidad al negarse a una coalición con demás partidos y desaprobar la imposición de candidatos a algún puesto de elección popular.

La administración encabezada por Jaime Rodríguez Calderón pidió a los partidos políticos conducirse con armonía y diálogo.

Esto con el objetivo de que los nuevoleoneses vivan un proceso libre y democrático, que refleje en sus resultados la auténtica voluntad de la ciudadanía.

Cabe destacar que el domingo por la mañana, militantes de Morena protagonizaron una trifulca afuera del hotel donde se iba a llevar a cabo una rueda de prensa por parte del dirigente nacional Mario Delgado, pero esta fue suspendida ante los acontecimientos.

Los morenistas se negaban a una coalición con otros partidos a los que consideraban traidores de la Cuarta Transformación y a la designación de candidaturas por medio de una imposición.

El Gobierno Estatal señaló que no van a intervenir en el proceso electoral y mucho menos actuarán en contra de cualquier organismo o plataforma política.

La administración estatal descartó totalmente la participación de algún servidor o funcionario del gobierno o del aparato gubernamental en los incidentes violentos.

Lo anterior fue manifestado por la administración estatal luego de que el dirigente nacional del partido, Mario Delgado, acusó que operadores del Gobierno del Estado fueron quienes encabezaron el pleito.

Al respecto, la administración estatal señaló que a lo largo de la presente administración, han sido respetuoso de la vida interna de todos y cada uno los partidos políticos. 

Por tal motivo aseguró que la administración del Bronco no interfiere ni ha interferido jamás en la vida interna de ningún instituto político.

Por el contrario, en todo momento ha impulsado un diálogo respetuoso, franco y constante con todas las fuerzas políticas con representación en Nuevo León, entre otras, Morena.

“Esta administración rechaza categóricamente cualquier señalamiento sobre la participación de algún funcionario público de este gobierno o del aparato gubernamental como tal en los incidentes violentos registrados durante un evento del mencionado partido”, señala el escrito.