Los casos y atenciones por violencia familiar incrementaron hasta un 30 por ciento a raíz del confinamiento por la pandemia de Covid-19, informó ayer el Instituto Estatal de las Mujeres.

Al tener como marco el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer, Martha Cecilia Reyes Cruz, titular del IEMujeres, señaló que el organismo brinda atención y asesoría para presentar la denuncia correspondiente ante la Fiscalía General de Justicia del Estado.

En entrevista, la funcionaria estatal llamó a la ciudadanía a no normalizar la violencia, y denunciar ante cualquier síntoma de ella, ya sea física, verbal, sexual, digital y/o económica.

“Desde el mes de enero al 13 de noviembre tenemos poco más de 16 mil mujeres atendidas, y denuncias especificas por violencia familiar son 467; con relación al año anterior estamos en un 30 por ciento más”.

“Cuando se limitó la movilidad, a partir del mes de marzo, cuando empezó la contingencia, el quedarnos en casa dificultó la situación de las mujeres, donde se empezaron a incrementar los llamados y las atenciones”, expuso.

Refirió que el instituto encabeza una campaña informativa sobre los tipos de violencia y los lugares en los que pueden pedir ayuda