Los Acereros de Pittsburgh perdieron el invicto de 11 ganados y 0 perdidos tras ahora caer por marcador de 23 a 17 sobre la escuadra de Washington Football Team. 

El conjunto acerero tuvo una ventaja de hasta 11 puntos (14-3) tras los TD de Dontae Johnson y James Washington, misma que perdieron tras su mala actuación en la segunda parte del encuentro. 

Washington, con un sólido aparato defensivo en la primera línea de presión no permitió que el “Big Ben” tuviera una comodidad para lanzar pases y convertir una importante cantidad de puntos en el tercer y último período, de hecho la situación fue distinta luego de la vista mejoró y produjo los puntos necesarios para ganar el duelo. 

El juego se puso 14-10 para  Pittsburgh en el tercer cuarto tras un TD de Peyton Barber, jugador de  Washington, aunque los Acereros pusieron otros tres puntos tras un gol de campo. Ahora 17-10. 

Aquí apareció la mejor versión de Washington, ya que la visita puso siete puntos productos de un TD de Logan Thomas, este en el cuarto periodo, y seis puntos por la vía del gol de campo de Dustin Hopskins. 

Con este resultado,  Pittsburgh se puso con un récord de 11 ganados y tan solo un perdido, mientras que Washingtones segundo en la NFC Oeste tras un récord de 5-7. 

BILLS DERROTA A SAN FRANCISCO

El juego que cerró la actividad del lunes en la NFL fue la victoria de los Bills de Buffalo sobre los San Francisco 49ers. 

La escuadra de Buffalo (9-3) derrotó 34 puntos a 24 a la escuadra de Washington, esto en un partido que dominaron desde el segundo periodo tras sus 17 puntos en ese momento, los cuales les facilitaron para ganar por diferencia de 10 unidades al terminar el encuentro. 

De resaltar la actuación del QB Josh Allen, de Buffalo, quien lanzó para 375 yardas aéreas y produjo cuatro pases de anotación. 

JUEGO DE ESTE MARTES

Este martes, desde las 19:05 horas de la noche, Baltimore (6-5) recibe en casa a los Vaqueros de Dallas (3-8). 

El encuentro es de dos equipos necesitados del triunfo, ya que el perdedor en este encuentro podría despedirse en sus aspiraciones a los playoffs, mientras que el ganador podría seguir con posibilidades de calificar.