Ante la celebración de la navidad y del Año Nuevo, el Gobernador del Estado, Jaime Rodríguez Calderón pidió a la población hacer caso a las recomendaciones sanitarias y “no echar a perder” el trabajo que ha realizado el sector Salud en los 10 meses que lleva la pandemia del covid-19.

El mandatario estatal dijo que no había razón alguna para que se realicen las tradicionales reuniones familiares, ya que, consideró, eso pondría en riesgo la integridad y salud de los mismos integrantes.

“Hoy a la sociedad le debo decir que este día, por favor, no echen a perder todo este esfuerzo de 10 meses, he visto como han ido al centro de la ciudad a comprar sus regalos, lo entiendo, pero no lo comprendo, entiendo que las costumbres son muy difíciles de quitar, pero fíjense ustedes como dejó de haber procesiones a la virgen, la Iglesia fue un ejemplo extraordinario”.

“Hoy descansemos temprano, estemos en casa, no necesariamente tenemos que hacer una cena ¿Para qué? Si a lo mejor esa cena va a generar el fallecimiento de una, dos o tres personas, familiares míos han muerto, esta navidad debe ser una navidad de reflexión completa, yo dormiré temprano hoy, quiero descansar pensando que todos lo haremos”, refirió. 

 Para evitar reuniones durante los festejos, el ejecutivo estatal señalo que los elementos policiacos estatales y municipales implementaran operativos en toda el área metropolitana.

Y advirtió que los uniformados no escatimaran en aplicar las sanciones correspondientes contra todos aquellos que no acaten las medidas sanitarias.

“¿Qué prefieren? Una sanción, ir al hospital o ir al panteón. La misma sociedad debe de escoger eso”, indicó. 

Por su parte, Manuel de la O, secretario de Salud del Estado, emitió 11 recomendaciones para todas aquellas familias que deseen reunirse: la primera de ellas, sostuvo, es que no todas las pruebas PCR o antigénicas rápidas garantizan que no se esté contagiado, priorizar reuniones solo con los integrantes que habitan el domicilio, usar cubrebocas todo el tiempo, cuando se quiten el cubre bocas no ponerlo sobre la mesa y guardarlo en una bolsa; instalar una mesa con sitios alternos para que no haya nadie enfrente de nadie. 

De igual forma, contar con espacios limpios y garantizar la sana distancia de al menos metro y medio, no compartir platos y que los alimentos no estén al centro de la mesa, cuidar siempre a los más vulnerables, es decir, adultos mayores, bebés, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas; evitar fumar, ventilar las habitaciones, y procurar no levantar la voz, cantar o gritar.