Será hasta el segundo trimestre del próximo año, cuando la vacuna contra el Covid-19 que será aplicada a la población en general llegara a Nuevo León, así lo informo Manuel de la O Cavazos.

El Secretario de Salud en la Entidad aseveró que las primeras dosis que lleguen será exclusivamente para el personal de salud.

Y que posteriormente la campaña de vacunación para el resto de la ciudadanía se aplicaría en todo el 2021.

“La situación está crítica, está complicada, cuídense, no bajen la guardia, se que tienen esperanza en la vacuna, pero la vacuna llegará del 15 al 31 de enero para el personal de Salud”.

“Y llegará posteriormente en el segundo trimestre para personas más vulnerables y vamos a tardar todo el 2021 para que un porcentaje de la población esté vacunada”, indicó De la O Cavazos.

Sin embargo, el funcionario recalcó que no hay una cantidad específica de vacunas que vayan a llegar al Estado el siguiente año y dependen del plan que tenga la Federación.

Como era de esperarse, el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón crítico la forma de repartición de la federación, porque como estado tienen la capacidad de adquirirlas, sin embargo, les están quitando esa oportunidad.

“Estamos a la espera de la respuesta del Gobierno federal sobre el planteamiento hecho por el Estado para que junto a la IP regia podamos adquirir directamente las vacunas“, manifestó.

Con 510 nuevos casos en menos de 24 horas, las cifras de Covid-19 siguen a la baja, para dar un total de 119 mil 295 en el estado de Nuevo León.

Manuel de la O Cavazos, secretario de Salud en la entidad informo que en cuando a los decesos, este jueves tienen 35 fallecimientos más, para sumar 6 mil 324 desde que inicio la pandemia en la entidad

El funcionario estatal dijo que la preocupación recae en el servicio hospitalario ya que este sigue aumentando al contabilizar mil 411 de los cuales 325 están entubados.

De las personas que han logrado salir adelante, 105 mil 797 se recuperaron satisfactoriamente, mientras que 7 mil 174 siguen bajo tratamiento.

Sin embargo no se debe bajar la guardia ya que a pesar de la llegada de las vacunas el riesgo persiste.