El hospital Antelope Vally de California está experimentando momentos delicados, luego de que un paciente del área de Covid-19, supuestamente matara a su compañero de cuarto por comenzar a orar, cosa que lo molestó.

De acuerdo con el reporte, el agresor ha sido identificado como Jesse Martinez de 37 años de edad, quien habría atacado al paciente de la cama contigua, de 82 años, cuando lo oyó rezar; ambos eran tratados por Covid-19. Todo indica que se recurrió a un tanque de oxígeno para provocar las lesiones que acabaron con la vida del adulto mayor.

Dada la situación con su salud, Martinez no ha sido arrestado como tal; sin embargo, ya le fueron imputados cargos de homicidio y crimen de odio, este último debido a la molestia por la expresión religiosa que detonara el acto violento.

California es el foco de contagios de Covid-19 en Estados Unidos

El que el ataque y muerte de un paciente en el área de Covid-19 del hospital Antelope Vally de California, es sólo una muestra de lo delicada que es la situación actual con los contagios y la enfermedad en  Estados Unidos.

De acuerdo con el último reporte, California es el foco de infección principal de Covid-19 en la Unión Americana, con más de 2 millones de casos y 24 mil personas fallecidas, lo que ha derivado en que la alerta sanitaria se haya mantenido al máximo prácticamente todo el año.

Con esto como referente, los hospitales experimentan un ambiente tenso en general, dada la cantidad de pacientes que se tienen que atender y que, por razones obvias, no se puede hacer un discernimiento al momento de instalar a los pacientes en las camas.

Por lo mismo, prácticamente cualquier evento llega a provocar molestias ya sea entre los enfermos o los mismos trabajadores, pues todos ya están al límite de lo humanamente posible.