Por José Jaime Ruiz

Nuevo León tiene una candidata a vencer: Clara Luz Flores Carrales. Monterrey tiene un candidato a vencer: Luis Donaldo Colosio Riojas. Entre fisuras y no muy extraños compañeros de cama las campañas avanzan. Colosio optó por lo mejor para su candidatura a través de Movimiento Ciudadano.

Las negociaciones con la Presidencia de la República y Morena se estiraron mucho, pero no lo suficiente. Luis Donaldo, sin embargo, queda bien con Julio Scherer, Mario Delgado y Clara Luz. Colosio pudo ir por Morena o por Movimiento Ciudadano, lo cierto es que también pudo lograr un acuerdo tácito donde no exista un competidor fuerte por Morena a la alcaldía de Monterrey. A Clara Luz y a Luis Donaldo los une ser candidatos ciudadanos y hasta se pueden ayudar.

El candidato del PAN a Monterrey, por default, es el priista Francisco Cienfuegos. De antemano los panistas ya entregaron esta plaza. La candidatura de Luis Donaldo transita por dos vías porque su crítica se centra en contra de Adrián de la Garza, alcalde con licencia y en contra de Paco Cienfuegos, quien pretende la alcaldía. La candidatura de Colosio, de entrada, ayudará a sacar al PRI medinista de la alcaldía de Monterrey y a impedir la llegada de ese mismo PRI a la gubernatura.

Para avanzar, Samuel García, además del voto de Movimiento Ciudadano, tendrá que arrebatarle sufragios al PAN. Adrián de la Garza no es la opción, hasta ahora, frente a Clara Luz. Fernando Larrazabal sigue batallando para estructurar una campaña viable porque el PRIAN medinista le significa un gran escollo. La reincorporación de Colosio a MC es una buena noticia para Samuel porque el distanciamiento real de Luis Donaldo era con Dante Delgado.

Si Samuel García puede atraer un voto panista, Luis Donaldo otro tipo de voto, el sufragio tricolor que está desencantado con el PRI medinista. Estructuras del PRI trabajarán para Clara Luz, pero también para Colosio.