El candidato panista al gobierno de Nuevo León, Fernando Larrazabal firmó este lunes ante notario tres compromisos más encaminados a asimilar socialmente y proteger a mujeres en situación de vulnerabilidad. El objetivo es proteger y fortalecer las condiciones de las mujeres frente a la violencia de género.

“Ya existen 8 o 9 albergues o refugios en diferentes zonas del área metropolitana, los cuales serían equipados nuevamente para poder brindar un mejor servicio. Sin embargo, hacen falta dos más, que estarían ubicados en puntos estratégicos, de acuerdo a los índices de violencia familiar registrados, esto es en Apodaca, Juárez, una parte de Monterrey y, también, en los municipios del lado poniente de la zona metropolitana.”

La función de estos centros será integral e incluyente puesto que considerará también a los agresores, quienes además de la sanción, se les ofrecerán talleres para ayudarles a frenar sus impulsos violentos. A las víctimas, se ofrecería asesoría jurídica y el apoyo necesario. A niños y niñas agredidos se les atenderá para fortalecer su autoestima. Larrazabal Bretón consideró que los agresores necesitan una guía sicológica correctiva, y para eso habrá qué reformar las leyes.

Al coincidir esta firma con el Día Internacional de la Mujer, dijo:

“Hoy es un día en el que se conmemora el arduo camino que han tenido que recorrer las mujeres en la lucha y en la búsqueda para que sus derechos fundamentales sean reconocidos. Hoy es un día que debe ser dedicado para escuchar tantas historias de mujeres de lucha, de esfuerzo y de jornadas sin descanso. Este día es especial porque nos exige y nos obliga moralmente a todas y todos a hacer un profundo análisis de conciencia sobre lo que estamos haciendo para construir un Estado, un país y un mundo igualitario y equitativo”, puntualizó el candidato Larrazabal.

 “Va mi más grande reconocimiento a todas aquellas mujeres que lo dan todo por los suyos. Que, precisamente en esta pandemia, han estado en el primer frente de batalla como trabajadoras de la salud, como madres cuidadoras, organizadoras comunitarias y como un sostén de su hogar”.

Por último, aprovechó para anticipar que, de llegar al mandato estatal, su gabinete sería equitativo, por lo que buscaría mayor inclusión de las mujeres.