Los Rayados del Monterrey, con el empate entre Toluca y Puebla, seguirán una fecha más en los lugares directos para evitar el repechaje; mientras que los Tigres, tras la victoria del León en el campo de Santos, está fuera de los 12 primeros y hoy no jugarían la repesca.

El Club de Futbol Monterrey fue el equipo que más beneficiado se vio tras el empate a cuatro goles entre Toluca y Puebla, esto debido a que se aseguraron por una jornada más como uno de los equipos que están dentro de los cuatro primeros de la tabla general.

Esto significa que al menos al culminar esta jornada en la Liga MX no saldrán de los cuatro primeros y por naturaleza no están en las posiciones para disputar el repechaje del futbol mexicano.

En un duelo de muchos goles y en dónde Puebla jugó con un hombre menos tras la expulsión de Gularte, Toluca igualó con el cuadro de Larcamon y esto benefició al Monterrey, equipo que tiene la misma cantidad de puntos que el cuadro choricero, ambos con 19, aunque una mejor diferencia de goles.

Esto hace que el Monterrey de Aguirre mantenga la cuarta posición de la tabla general al culminar esta jornada y de paso continúe en las posiciones de honor para evitar una futura repesca, algo que experimentaron en el anterior torneo frente al Puebla.

Rayados volverá a la actividad hasta el 27 de marzo cuando en un juego amistoso enfrenten en Estados Unidos al Club América, aunque en la Liga MX será hasta el 3 de abril, cuando reciban al Atlético de San Luis.

Por otro lado, los Tigres de Ferreti, equipo que con 12 puntos en 11 fechas tras su derrota ante Pachuca está ubicados en la décimo cuarta posición, y si hoy acabara el torneo no jugarían ni siquiera la repesca del balompié nacional.

La victoria del León ante Santos en el TSM significó que los de Guanajuato superaran a Tigres en la tabla general y con 14 puntos se metieran a la novena posición de la tabla general, mientras que el Querétaro es décimo con 14 unidades, Mazatlán es decimoprimero con la misma cantidad y Pachuca ocupa el decimosegundo con 13, mientras que Atlético de San Luis es decimotercero con la misma cifra que los Tuzos, y los felinos tienen únicamente 12, están en el sitio 14.

La ventaja para Tigres es que los equipos que le superan en los lugares para un duelo de repechaje tienen un partido más que los propios auriazules, siendo que todos éstos tienen 12 juegos y los felinos tan sólo 11 con uno pendiente y lo jugarán posteriormente frente al conjunto de Juárez, siendo que si lo ganan podrían recuperar posiciones y salir así de la crisis de resultados en la que están metidos.

Tigres jugará el domingo 4 de abril ante Gallos, y si vencen a los queretanos alcanzará 15 puntos y sí o sí se meterá entre la novena y decimosegunda posición, con la oportunidad de recuperar uno de los lugares con los que al finalizar el torneo puedan buscar el pase a la liguilla por medio de la repesca, aunque una derrota los dejaría hundidos en la tabla y eso significaría que se sigan alejando más y más.

Cómo resumen, Rayados va en viento y popa rumbo al pase directo a la liguilla tras su regularidad en producción de puntos en lo que va del torneo, mientras que Tigres, con 12 puntos y un juego pendiente en el campeonato, hoy está fuera de la repesca y buscará remontar posiciones para mínimamente al acabar el torneo tener la dicha de jugar un partido frente a un rival que después se conocerá y ahí saber si logran colarse a la fiesta grande del futbol mexicano.