Nuevo León reiniciará clases presenciales, de manera escalonada, a finales del mes de mayo o principios de junio, estimó ayer el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

 En rueda de prensa, el mandatario estatal informó que una vez que concluya el proceso de inmunización del personal docente, quienes recibirán la vacuna contra el Covid-19 del 28 de abril al 4 de mayo, se regresará a las aulas.

 Sin embargo, aclaró, quedará a decisión de los padres de familia el enviar o no a sus hijos.

 “Probablemente estaríamos abriendo clases presenciales a finales de mayo, principios de junio, probablemente si todo va en buen ritmo”, adelantó.

 “Por qué a esa fecha? Porque el nivel de inmunización duraría 3 semanas después de la vacunación para que los maestros estén totalmente inmunes y puedan estar trabajando con confianza, y también los niños y padres  de familia estén con confianza absoluta de no tener riesgos, o al menos los menores riesgos posibles”.

 “Siempre es decisión de los padres el que regresen o no sus niños a la escuela”, puntualizó.

 A manera de que los planteles escolares estén listos, anunció que el gobierno del Estado invertirá alrededor de 300 millones de pesos en rehabilitación y limpieza de las más de 5 mil escuelas en la entidad.

 Durante las próximas semanas se dará mantenimiento a la totalidad de la infraestructura, a manera de que los alumnos tengan un cómodo regresar. 

También se instalarían dispensadores de gel antibacterial y termómetros para tomar la temperatura corporal.

 “Se hará una inversión importante, que estamos cuantificando en un costo de 300 millones de pesos, ya tenemos un inventario, ya se hizo un recorrido, y se trabajará con cada director para que tenga lista la escuela”.

 “Ya tenemos los protocolos, obviamente tenemos sanas distancias, sanitizar las escuelas, y tener todo lo que se necesite”, concluyó.