Los aficionados del Manchester United no están nada contentos, y no tanto por el rendimiento del equipo en la actual temporada, sino por los manejos de la familia Glazer, dueña del club.

Miles de fans se dieron cita para manifestarse a las afueras de Old Trafford, previo al duelo entre los Red Devils y Liverpool, pero decenas de ellas lograron colarse al interior del mítico inmueble.

Algunos de los fanáticos encendieron bengalas, se subieron a las porterías y a las gradas, mientras entonaban: “Queremos la marcha de los Glazer“. Por obvias razones, el partido tuvo que ser retrasado y, más tarde, aplazado.

¿Por qué protestan los fans del Manchester United?

Lo que quieren los aficionados del Manchester United es la marcha de la familia Glazer, dueña del equipo, y así lo hicieron saber durante la protesta de este domingo.

La relación entre los fans del equipo de Manchester y la familia estadounidense nunca ha sido la mejor, pero la tensión aumentó hace un par de semanas cuando el equipo firmó a favor de la creación de la Superliga Europea.

“Ustedes pueden comprar nuestro club pero no podrán comprar nuestro corazón ni nuestra alma”, se podía leer en uno de los carteles, mientras algunos fans vestían de color verde y amarillo, símbolos ‘anti-Glazer’ porque evocan al Newton Heath, club fundado en 1878 y que 24 años más tarde se convertiría en el Manchester United.

Premier League aplaza el Manchester United vs Liverpool

Tras los incidentes ocurridos en el campo de Old Trafford, la Premier League decidió aplazar el partido entre Manchester United y Liverpool, duelo correspondiente a la Jornada 34.

“Después de una conversación entre la policía, la Premier League, el consejo del distrito de Trafford y los clubes, nuestro partido contra el Liverpool fue aplazado por cuestiones de precaución y de seguridad ligadas a la manifestación de hoy.”

Manchester United

El partido entre United y Liverpool tenía cierta trascendencia, pues en caso de que los ‘Reds’ se llevaran la victoria, automáticamente se proclamará el Manchester City como campeón de la Premier League.