Decenas de huellas de manos con una antigüedad que se calcula en más de mil 200 años, fueron descubiertas dentro de una cueva, en Yucatán. Las huellas serían en su mayoría de niños y el lugar donde fueron halladas habría estado dedicado a rituales mayas, según los responsables del hallazgo.

En total, se habrían encontrado 137 huellas de colores rojo y negro en las rocas de la cueva que se localiza debajo de una ceiba de unos 15 metros de altura. Dicho árbol es considerado sagrado en la cultura maya, porque se cree que sostiene el cielo con sus ramas y teje con sus raíces al Xibalbá (inframundo).

Huellas de manos en la cueva serían vestigios de un ritual de iniciación maya

El arqueólogo Sergio Grosjean, uno de los responsables del hallazgo, comentó que para encontrar las marcas es necesario descender unos 10 metros en la cueva. Posteriormente, se debe caminar hacia el oeste para encontrar el lugar con las decenas de huellas.

Sergio Grosjean afirma que las marcas pertenecen a niños, sin lugar a dudas, mientras compara el tamaño con el de sus propias manos. Especialistas sostienen que las huellas son los vestigios de un ritual de iniciación maya, en el que los menores transitaban de la niñez a la pubertad.

¿Qué significan los colores que se usaron para imprimir las huellas en la cueva?

Al respecto, Sergio Grosjean explicó que los mayas solían imprimir en las paredes las huellas de sus manos en color negro.

El color “significa la muerte, eso no quiere decir que los fueran a matar, es una muerte desde el punto de vista ritual”.

Tiempo después -no se sabe exactamente cuánto- esos mismos niños volvían a la cueva, pero ya mayores, agregó Grosjean.

“Imprimían sus manos ya en color rojo que quiere decir guerra o vida y salían a tener contacto con el resto de la sociedad de una manera segura.”

Además de las huellas, en la cueva se encontraron un rostro labrado, seis relieves con pinturas, y otros artefactos que datan de entre los años 800 d.C. y mil d.C.

En ese periodo hubo una gran sequía en esa región y muchos piensan que fue parte del inicio del colapso de la cultura maya, indicó el arqueólogo.

Con información de Reuters.