Por José Jaime Ruiz

josejaimeruiz@lostubos.com

@ruizjosejaime

“No se vayan a quedar con la idea de que El Norte está queriendo imponer al candidato del partido más conservador, ¡no! Está queriendo imponer al partido de Salinas, ese es el candidato… No, no es el de Movimiento Ciudadano… pero es obvio, entonces usan a un partido o a otro de acuerdo con los que les conviene”.

Clara Luz Flores Carrales necesitaba un empujón, ya lo obtuvo. Por méritos propios, hizo un buen papel en el debate de Multimedios, por empujones ajenos ya regresó a la contienda. Aventuro una hipótesis: después del debate y, obvio, en el aprovechamiento del postdebate, la competencia se reducirá a Clara Luz y Adrián de la Garza Santos.

No hay entrelíneas en la declaración del presidente. Los puntos favorables de Fernando Larrazabal le restarán puntos a Samuel García. La clase media “aspiracionista” dividirá el voto entre el PAN y MC. El golpeteo contra Samuel no acabará, lo convertirán en el “narcocandidato”. En Palacio Nacional ya ven descarrilado a Samuel García, ¿es una mala lectura? Si no lo sacan de la boleta, ¿Samuel tiene posibilidades? No sé qué ha evaluado Julio Scherer.

El debate de Meta 21 no tuvo una ganadora o un ganador visible, contundente. Como la forma es el fondo, Clara Luz Flores Carrales resaltó un rojo “morenizado”; el priista Adrián de la Garza un negro funerario, ensombrecido; Fernando Larrazabal adicto en su outfit al PAN; Samuel García en una sobriedad naranja. Quien escogió el “color” a Adrián lo decoloró, sobre todo porque la nueva etapa de su campaña pretende “rejuvenecerlo”, pedir el voto joven.

Los debates se ganan en los postdebates. Los bots ya no sirven. Muchos se dan cuenta del engaño. El asunto es imponer credibilidad. ¿Cuál frase quieren imponer? En el peregrinaje de las líneas discursivas todo queda.

¿Quién gana? Quien haga de las frases, tendencia. Multimedios hizo un gran ejercicio democrático. Víctor Martínez y Tania Díaz, de la moderación, periodismo. Quien quiera circo que se vaya al Atayde o a ver la serie de Luis Miguel o el programa “Survivor” que, por cierto, tuvieron menos audiencia que el debate.

Los debates también se ganan en los postdebates. Ya entró Andrés Manuel, ¿quién responde?