El río artificial del paseo Santa Lucía luce cada vez más abandonado y su agua está muy sucia, denunciaron paseantes. En un recorrido se apreció que va poca gente a pasear a este sitio, antaño muy frecuentado.

Ha habido reportes del abandono de este paseo, pero la autoridad, tanto estatal como municipal no han atendido los reportes. Ahora hay más comerciantes ambulantes que paseantes en ciertas áreas.

La señora Rita María de Vázquez, dijo que es muy triste ver un lugar tan bonito que esté tan descuidado. Espera que cuando pasen las elecciones las autoridades le pongan atención a este río artificial, y no lo dejen morir en el abandono, como luce ahora.