Una menor de 13 años originaria del Estado de México, que estaba privada de su libertad en una casa del municipio de Zuazua, fue rescatada por agentes del grupo Antisecuestros de la Fiscalía de Justicia de Nuevo León. El presunto responsable sedujo a la menor por medio de las redes sociales para luego realizar el secuestro. Durante las acciones, los detectives lograron la detención del presunto responsable, quien pedía 500 mil pesos por dejar libre a la adolescente.

La Fiscalía General de Justicia del Estado, mencionó que el sujeto utilizó mensajes para amedrentar a su familia. Tras un rastreo de las llamadas, ubicaron por medio de GPS el sitio donde estaba el sospechoso.

Las autoridades no dieron a conocer la identidad del presunto responsable, quien sólo se sabe cuenta con 20 años de edad, y radicaba en el municipio de Zuazua. El operativo de detención del hombre y rescate de la víctima, se llevó a cabo en un domicilio ubicado en la calle Barón de Fuente, a la altura de Barón de Bonet, en la Colonia Real de Palmas.

Según los informes recabados por las autoridades, el afectado logró enamorar a la menor y se la trajo a Monterrey. Tras mantenerla con él durante varios días y sin que se diera cuenta, el sospechoso comenzó a llamar y a enviar mensajes a la familia de la adolescente, diciéndoles que la había secuestrado y debían pagar rescate.

Fue la semana antepasada, cuando los familiares de la menor presentaron la denuncia por desaparición ante la Fiscalía del Estado de México, en la ciudad de Toluca. Desconocían que la ausencia era voluntaria, pues a través de redes sociales la niña había sido seducida y engañada.

Después de algunos días, el hombre se puso en contacto con ellos para pedir rescate, hasta que fue detenido.