Aeroméxico anunció que cubrirá una nueva ruta entre la Ciudad de México (CDMX) y Wuhan-Tianhe, región de China donde se desató la pandemia del coronavirus Covid-19 a finales de 2019. En un comunicado, la aerolínea Aeroméxico informó que la ruta será implementada a través de un Boeing 787 Dreamliner.

El avión designado para volar de la CDMX a Wuhan tiene una capacidad de 30 toneladas o 130 metros cúbicos. Esto depende del tipo de mercancía a transportar.

Según Aeroméxico, la ruta será de uso exclusivo para el transporte de insumos. Destacó que Wuhan se ha convertido en uno de los puntos prioritarios en el e-commerce, transporte de insumos médicos y productos de alta tecnología.

Desde el inicio de la pandemia del coronavirus Covid-19, Aeroméxico ha realizado 235 vuelos de carga desde China hacia México y otros 16 países, con más de 4 mil toneladas de insumos médicos trasladados durante ese periodo.

El Embajador de México en China, José Luis Bernal, celebró el anuncio realizado por México y consideró dicho acontecimiento como una muestra del esfuerzo que ambas naciones están haciendo contra la pandemia.

Wuhan, la cuidad donde se desató el Covid-19

Los primeros casos confirmados de coronavirus Covid-19 comenzaron a ser registrados en Wuhan, China, a finales de diciembre de 2019. Los reportes indicaron que fue un mercado local donde se identificaron decenas de contagios y con eso inició una epidemia local que meses después se confirmó como pandemia.

Wuhan entró en un sitió sanitario a inicios de 2020. Ahora, un año después, la ciudad ha comenzado a regresar a la normalidad con algunos eventos masivos y con el levantamiento escalonado de medidas como el uso obligatorio del cubrebocas.

En abril, el comité de emergencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS) abogó por una “rápida implementación” de las recomendaciones del informe presentado a inicios del año sobre Wuhan como el foco de la pandemia.

La OMS y los países están de acuerdo en que es necesario seguir investigando, pero existe una puja sobre el alcance y el lugar donde se debe llevar a cabo la próxima fase de la investigación.

China parece determinada a que la próxima fase de investigación se enfoque en otro lugar. Críticos de la nación asiática, han denunciado que no existió la transparencia suficiente en la primera indagatoria.

Con información de Milenio