El norte de México, incluido el estado de Nuevo León, podría padecer de una sequía severa y contratiempos con el suministro del agua si es que no llueve en breve, revelaron autoridades académicas como científicas de universidades de Estados Unidos como la de Columbia, Universidad de Colorado e inclusive investigadores de la NASA.

En un documento hecho viral este fin de semana se dio a conocer que entidades como Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora serían estados más afectados por la falta de agua en los próximos meses.

Se teme se esté transitando por una de las peores sequías de la historia que afecta a las entidades Norte de México y Suroeste de Estados Unidos. Por lo cual se cree que los estados de México que se verían más afectados por estas próximas condiciones meteorológicas serían Nuevo León, Coahuila, Chihuahua, Tamaulipas y Sonora.

Además de ello dentro de la página de la Comisión Nacional del Agua existe un monitor de sequía de México, el cual se actualiza cada 15 días y se puede observar los puntos en donde existe la sequía en diferentes niveles.

En este monitor, Nuevo León pinta en tres niveles en diferentes partes del territorio, al noreste del estado se observa una “sequía extrema”, al centro una “sequía severa” y al sur del estado una “sequía severa”.

“Lo que se determinó es que hace mil 200 años inició una mega sequía que duró varias décadas. Y lo que está pasando actualmente en el siglo XXI es muy similar a lo que pasó en esa mega sequía y por lo tanto ellos determinan que estemos entrando a un periodo así”, explicó Alfonso Martínez, director del Observatorio Ciudadano de la Calidad del Aire del Área Metropolitana de Monterrey.

Los datos del estudio en su mayoría se obtuvieron a través de la dendrología (ciencia que estudia los árboles). A través de ciertas características que tienen los árboles se puede deducir la humedad que hay en el suelo y en qué años se han presentado situaciones similares.

En este tema Alfonso Martínez explicó que: “La sequía se debe al calentamiento global que existe debido al cambio climático, sin embargo, también puntualizó que la forma de administración del agua en la entidad tampoco ha sido la correcta. Lo que podría ser una sequía cíclica se está agudizando por el cambio climático y una proporción de esa sequía que se pronostica tener por un tiempo prolongado si está teniendo por el cambio climático”, indicó el Director del Occam.

Se estima que la probabilidad actual de una mega sequía que dure tres o más décadas es de un 12 por ciento, sin embargo, si las emisiones de gases contaminantes continúan su curso esa probabilidad aumentará a un 60 por ciento.

Los gases contaminantes crean en la atmosfera un efecto invernadero, lo cual es un aumento en la temperatura por la concentración de la misma contaminación, y lejos de que disminuyan, cada año van en aumento, según datos de la agencia estadounidense.