Por Obed Campos.

obedcampos@gmail.com

@obedc

Clara Luz Flores Carrales de Guerra, la aspirante de Morena, el partido del presidente López por si se les olvida, a la gubernatura de Nuevo León, reviró energética que la única candidata de AMLO, es ella y nadie más.

Conste, no dijo ser la candidata del pueblo de Nuevo León, sino que quiso aclarar que “es la preferida”, pero en eso dejó en claro “el dedazo” por el cual alcanzó su postulación.

Claro que Flores Carrales de Guerra habló así, porque Adrián de la Garza y Fernando Larrazabal acusaran que el candidato de López Obrador es el imberbe Samuel García Sepúlveda, aspirante de Movimiento Ciudadano, a la gubernatura.

En medio del tira-tira de declaraciones y señalamientos entre sus contrincantes, la aspirante de la coalición Juntos Haremos Historia en Nuevo León, y esto léase como Morena, porque la apoyan puros paleros, Flores Carrales de Guerra quiso subrayar que ella es la consentida.

Pero ni quien se lo quite, y, por lo que se ve, Clara, si tanto quiere a Andrés, puede, por lo pronto, “sacarle copias” o “acostarlo en medio” o “guisarlo en mole”. Muy su gusto.

Y créeme Clara, ni quien te lo quite.

DE BARBAJÁN A CANDIDATO

José Luis Romero Calzada, mejor conocido como “El Tecmol”, candidato de Redes Sociales Progresistas a la gubernatura de San Luis Potosí, se lució ante cámaras y micrófonos, como un verdadero barbaján.

“¡Yo no contesto mamadas!”, le espetó a los reporteros que le preguntaban sobre sus gastos, por lo que los compañeros de los medios de San Luis pusieron de moda el hash tag #YoSiPreguntoMamadas.

¿Y con esos modales quiere gobernar San Luis?