Ricardo Ferreti ha sido el mejor entrenador en la historia de Tigres y dicho estratega, en su tercera etapa con el club, logró fraguar la época más gloriosa de la institución. Ese dicho de que hubo un antes y un después del Tuca en Tigres podría ser realidad, y es que los felinos eran un equipo totalmente distinto sin Ricardo, pero cuando éste volvió a la institución en el lejano 2010, las cosas cambiaron para bien y la estadística lo confirma de manera absoluta.

Con sólo dos títulos de Liga, dos de Copa y con una sequía de poco más de 29 años sin ganar la Liga MX, los Tigres se apoyaron en un viejo lobo de mar para resurgir de las cenizas y su nombre fue Ricardo Ferreti, entrenador que años atrás ya había tenido hasta dos etapas con el club pero en las cuales no había logrado tener alguna de ellas con un título de Liga.

Ferreti, tras su llegada en el verano del 2010, en su primer torneo al mando del equipo alejó a estos de la zona de descenso, evitó que el equipo se fuera a la hecatombe como estuvo cerca de suceder en el 2009 y poco a poco les empezó a dar ese protagonismo que una afición como Tigres merecía tener y disfrutar, siendo que los primeros gozos fueron esas entradas a liguilla en el 2011 y el primer título de Liga en el Torneo Apertura que acabó con 29 años de sequía de ganar un campeonato local en el conjunto de San Nicolás.

Ferreti, en su tercera etapa con el club y en tan solo su tercer torneo al mando del equipo, salvó a estos del descenso; les dio estabilidad y por si fuera poco también les dio la tercera estrella en el mencionado escudo, además de que poco a poco fue haciendo de Tigres un equipo acostumbrado a estar en los primeros lugares y con la necesidad de querer ganarlo todo en los siguientes años.

Tras poco más de dos años de sequía en dónde hubo un liderato, pero no títulos oficiales, Ferreti en su tercera etapa como DT de Tigres ganó la Copa del Clausura 2014 y metió a una final de Liga a los regios en el segundo torneo de aquel año, mientras que en el Clausura 2015 les dio un superliderato y meses después un subcampeonato de Libertadores y la cuarta estrella local en la Final ante Pumas en diciembre de ese año.

Las cosas en 2016 fueron exitosas ya que el equipo ganó el Campeón de Campeones ante Pachuca y el título frente al América en el Apertura de ese año, además de que obtuvo un subcampeonato de Concachampions en abril en contra de los azulcremas, mientras que en el 2017 hubo dos subcampeonatos entre Liga y Concachampions y dos títulos más entre el Campeón de Campeones de ese entonces y el campeonato decembrino en la cancha de Rayados.

El legado del “Tuca” continuó en el 2018 cuando los felinos obtuvieron la Campeones Cup al superar a Toronto y Ricardo volvió a coronarse en el conjunto de San Nicolás con el título del Torneo Clausura 2019, el cual fue e1l quinto de él y de la institución desde el comienzo de la década anterior y el incremento de un legado que poco a poco tenía que terminar.

En ese año, Tigres fue subcampeón de Concachampions a manos del Monterrey, pero la internacionalización tenía que llegar y ocurrió un año y siete meses después, cuando los felinos vencieron en la Final de la ´Conca´ a los Ángeles FC para con ello llegar al Mundial de Clubes y jugar una Final del Mundo frente al Bayern de Múnich, en contra del mejor equipo del mundo, misma que perdieron tras un gol de Benjamin Pavard.

En total, en esta tercera etapa de Ferreti al mando del Club Tigres, Ricardo dirigió 529 juegos oficiales y ganó 247, empató 158 y perdió un total de 124, además de que logró conquistar hasta 11 títulos oficiales en 11 años cumplidos en la institución y estos fueron cinco títulos de Liga, una Copa MX, una Concachampions, tres Campeón de Campeones y una Campeones Cup.

Se acabó el legado de Ricardo Ferreti, terminó la tercera -y tal vez última- etapa del ´Tuca´ al mando de Tigres y hoy los felinos buscarán que en esta década puedan tener los éxitos que tuvieron en la década anterior, misma que comenzó con el brasileño y la cual acabó con él, aunque ahora la que viene vendrá posiblemente con Miguel Herrera al mando de la dirección técnica del conjunto auriazul.