Clara Luz Flores Carrales, candidata a la gubernatura por la coalición “Juntos Haremos Historia en Nuevo León“, negó este jueves que el hijo de su esposo recibiera un trasplante “especial”. Dijo que se trata de una difamación.

En rueda de prensa, la aspirante de Morena indicó que el joven esperó y recibió un riñón en 2017, seis meses y seis días después de cumplir con los protocolos necesarios para ellos. Los ataques, dice, son pruebas de que van a ganar el próximo 6 de junio.

“Les duele tanto que la gente realmente quiere un cambio verdadero, que hoy hacen uso de circunstancias tan bajas para atacar. Los mismos que me han atacado quieren empezar a difamarme otra vez… Son los mismos que quieren difamarme con el caso del hijo de mi esposo diciendo que recibió un trasplante de manera especial. Decirles de frente, explicarles cuál es la circunstancia y qué fue lo que pasó. El hijo de mi esposo recibió un trasplante después de seis meses y seis días de cumplir con los protocolos.”

Explicó que el comité interno de trasplantes les avisó que había una posibilidad de una donación, y se procedió a las llamadas pruebas cruzadas en las que se verificó que fueran compatibles. Al igual que ellos, dijo, acudieron otras muchas familias, cuyo paciente no resultó compatible.

Flores Carrales agradeció a las personas que deciden convertirse en donadores de órganos, y aseguró que tanto ella como su familia están inscritos en el programa para donar. Agregó que el joven sigue presentando secuelas del padecimiento que registra a consecuencia de un secuestro por la policía de Guadalupe en 2010.