Un hombre fue asesinado a balazos en su propia casa por dos delincuentes que se desplazaban en una motocicleta, en Juárez. La ejecución fue reportada a las 17:50 horas de este sábado en el cruce de las Calles Monte Edna y Monte Rojo, en la Colonia Monteverde.

Elementos de Protección Civil municipal acudieron a la casa marcada con el número 425 de la calle Monte Edna, ya que reportaban a una persona en medio de un charco de sangre. Los rescatistas ingresaron al domicilio y al revisar a la persona sólo confirmaron que ya había muerto, por lo que se notificó de inmediato a las autoridades correspondientes.

El occiso fue identificado por las autoridades encargadas de realizar las indagatorias como César Fabián Santillán Barrera, de 45 años de edad. Una fuente allegada a los hechos mencionó que la tarde del domingo, vecinos que pasaron por el domicilio se percataron de una persona tirada en medio de un charco de sangre.

Al ver la presencia de policías municipales, los vecinos les informaron lo ocurrido, por lo que los elemento acudieron a la casa donde se encontraba la persona sin vida.

Tras el hallazgo del cadáver, los uniformados avisaron a los agentes de la Policía Ministerial sobre lo ocurrido, arribando momento después al lugar.

Testigos de los hechos vieron a dos hombres entrar al domicilio y después escucharon detonaciones de arma de fuego. El par de delincuentes salieron de la casa y subieron a la motocicleta, dándose a la fuga a toda velocidad entre las calles de la colonia Monteverde.

Hallan maniatado

El cadáver de un hombre maniatado y con huellas de tortura, fue localizado en un terreno baldío al sur de la ciudad, agentes ministeriales ya indagan los hechos. Fue alrededor de las 18:30 horas de este domingo, cuando las autoridades acudieron a las calles Paseo del Acueducto y Togo, en la colonia Laderas del Mirador, lugar que reportaban a una persona sin vida.

Agentes de la Policía Ministerial del grupo de homicidios, llegaron al terreno baldío donde fue abandonado el cuerpo de un hombre con las manos atadas. Personal del departamento de servicios periciales de la Fiscalía General de Justicia, llegaron a la escena del crimen e iniciaron con el levantamiento de evidencias.