Un tribunal rechazó el amparo que Emilio Zebadúa realizó para que la UIF descongele sus cuentas. A pesar de que el exfuncionario dijo que declararía contra Rosario Robles y EPN.

El Vigésimo Primero Tribunal Colegiado negó un amparo para que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) desbloquee las cuentas bancarias de Emilio Zebadúa, quien fue Oficial Mayor de Rosario Robles Berlanga. El exfuncionario realizó convenios que provocaron el desvío multimillonario de recursos públicos a través de empresas fantasma, lo que derivó en la Estafa Maestra.

La UIF congeló las cuentas en agosto de 2019 por las investigaciones vinculadas con la Estafa Maestra. Por ello, Zebadúa realizó la demanda de amparo.

En noviembre del 2020, Emilio le ofreció a la Fiscalía General de la República declarar en contra de su jefa, la exsecretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano de México, Rosario Robles, y del expresidente Enrique Peña Nieto a cambio de disminuir su condena. También realizó una estrategia legal para evitar su detención.

Robles Berlanga podría obtener prisión domiciliaria, pues un juez ordenó la revisión de prisión preventiva que impuso un juez de distrito en agosto de 2020. La exfuncionario permanece en el Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Sur desde agosto de 2019 por el delito de ejercicio indebido del servicio público.

La exsecretario está acusado de desviar más de de 5 mil millones de pesos del erario público. Los abogados de Robles solicitaron, el año pasado, prisión domiciliaria y ofrecieron que fuera monitoreada de forma constante a través de un brazalete electrónico, pero le fue denegada.