Este nuevo cruce fronterizo conectará Tijuana con San Diego, en una vialidad de 3.2 kilómetros de longitud.

Los gobiernos de México y California firmaron un acuerdo para impulsar diversos proyectos de infraestructura fronteriza.

Este acuerdo se firmó con el objetivo de ampliar la capacidad comercial en la región, de acuerdo a un comunicado.

Como parte principal de este acuerdo destaca la construcción de un nuevo cruce fronterizo terrestre multimodal Otay II–Otay Mesa East.

Este nuevo cruce fronterizo conectará Tijuana con San Diego, en una vialidad de 3.2 kilómetros de longitud que se sumaría al existente, denominado como Mesa de Otay-Otay I.

Nuevo cruce fronterizo tendrá innovaciones tecnológicas

El nuevo cruce fronterizo contará con innovaciones tecnológicas y conexiones a las redes carreteras de ambos países que permitirán medir eficientemente el avance de los vehículos, señala el documento.

Por lo anterior, se podrá contar con información anticipada sobre los tiempos de espera en los puertos fronterizos de la región, así como la tarifa de peaje en Otay II.

Por su parte, el gobierno de México indicó que este proyecto da pie a la creación de un nuevo cruce fronterizo terrestre multimodal para mejorar la seguridad y protección.

Del mismo modo, servirá para impulsar la economía binacional, mejorará la movilidad y eficacia, así como fomentar el uso de soluciones tecnológicas innovadoras, agregó.

Para el desarrollo de este proyecto colaboran la Secretaría de Comunicaciones y Transporte (SCT), en coordinación con la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG, por su siglas en inglés) y el Departamento de Transporte de California (Caltrans, por su sigla en inglés).

La construcción de este cruce fronterizo tendrá una inversión de 2.8 millones de pesos.

En este sentido, se prevé que el nuevo cruce fronterizo se termine para finales del 2024.

La vicegobernadora de California, Eleni Kounalakis, señaló que este nuevo proyecto de puerto de entrada también tiene como objetivo lograr reducir los contaminantes que se producen por la dinámica comercial en la frontera con México.

Con el acuerdo, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), la SCT, la Administración General de Aduanas, la Agencia Estatal de Transporte de California, Caltrans y SANDAG se comprometieron a mejorar la coordinación y la colaboración para agilizar las iniciativas de infraestructura en la región.

Imagen: Cuartoscuro