Un empleado de una casa de cambio fue ejecutado de un balazo en la cabeza, cuando conducía su automóvil y era acompañado por una mujer que resultó ilesa.

Un empleado de una Casa de Cambio fue ejecutado de un balazo en la cabeza, cuando conducía su automóvil y era acompañado por una mujer que resultó ilesa, al sur de la ciudad.

Los agresores tras asesinar a su oponente se dieron a la fuga a toda velocidad, sin que se supiera de su paradero hasta el momento y quienes ya son buscados por las autoridades.

La ejecución ocurrió a las 17:30 horas sobre la calle Castelar o (Juan Pablo Segundo) y Privada Martín de Zavala, en la Colonia Nuevas Colonias.

Al lugar llegaron paramédicos de una institución de urgencias para auxiliar a la víctima, lamentablemente al llegar y revisar a la víctima solo confirmaron su fallecimiento.

En el lugar de la agresión el hombre fue identificado como Agustín Jaime González Rico, quien contaba con 62 años de edad, el cual presentaba un impacto de arma de fuego a la altura del maxilar inferior izquierdo.

González Rico conducía un vehículo Mirage Mitsubishi color gris y con matrícula STG-7087, quien era acompañado por una dama, tras salir del trabajo en la Casa de Cambio ubicada en San Pedro.

De acuerdo con lo acontecido, Agustín se desplazaba por la Avenida Venustiano Carranza de sur a norte, pasó el Túnel de la Loma Larga y después siguió su camino por la calle Juan Pablo II al oriente.

Fue antes de llegar a la calle Privada Martín de Zavala, en donde los delincuentes le dieron alcance y dispararon en al menos una ocasión hacia su persona.

Tras recibir el impacto de arma de fuego el empleado de la Casa de Cambio, el vehículo lo detuvo sobre la calle Castelar en la acera sur, presentando un balazo en el vidrio del conductor.

Mientras los agresores escapaban del lugar de los hechos, con rumbo desconocido hasta el momento para los agentes de la Policía Ministerial encargados del caso.

La mujer que no fue identificada y acompañaba al occiso fue auxiliada por paramédicos y vecinos del sector debido a un ataque de histeria que sufrió.

Una fuente comentó que el ahora occiso, quien habitaba en Apodaca, dio un raid a su compañera de labores la cual tiene su domicilio en El Carmen.

Agentes de la Policía Ministerial asignados a la zona sur de la ciudad y policías de Fuerza Civil, arribaron al lugar de la ejecución e iniciaron las investigaciones del caso.

Por su parte, elementos del departamento de servicios periciales de la Fiscalía General de Justicia llegaron a la escena del crimen, donde recogieron como evidencia un casquillo calibre .40, además de fotografiar el vidrio del lado del conductor, el cual presentaba un orificio de bala.

Las autoridades ministeriales iniciaron las investigaciones de la muerte violenta del hombre, acudiendo al sitio de trabajo del ahora occiso para interrogar a los empleados en torno a las actividades que tenía.

De igual forma los efectivos de la Agencia Estatal de Investigaciones, se entrevistaron con vecinos de la colonia antes mencionada, para tratar de obtener características de los agresores y el auto en el cual escaparon.