El gobernador, Alejandro Murat, le dijo al mandatario de Michoacán, Silvano Aureoles, que en Oaxaca hacen política y no politiquería. También expresó que con gusto le enviará el manual para que no tenga que esperar varias horas afuera de Palacio Nacional.

Aureoles acudió al recinto ayer por la mañana para presentar las pruebas de que el narcotráfico intervino en las elecciones del pasado 6 de junio y ayudó a que el Movimiento de Regeneración Nacional ganara en Michoacán.

El primer mandatario indicó en su conferencia matutina que no lo iba a recibir porque eso le compete al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Asimismo, Aureoles declaró que no fue a faltarle el respeto a la investidura presidencial porque es un hombre de leyes e instituciones. En este sentido, dijo que no fue como representante de partido, sino para expresar su preocupación de que en Michoacán regrese el narcogobierno.

Además, destacó que va a insistir para que el jefe del Ejecutivo lo reciba para presentarle las pruebas de lo que ha asegurado porque “lo que está en riesgo es la seguridad nacional”.