Los clavadistas neoleoneses se disponen emocionados a realizar su primer entrenamiento para adaptarse a las condiciones en las que competirán.

Tras un día de la llegada de los clavadistas neoleoneses a tierras niponas, se disponen emocionados a realizar su primer entrenamiento para adaptarse a las condiciones en las que competirán.

Carolina Mendoza aperturará la participación neoleonesa en esta disciplina el domingo 25 de julio en trampolín de tres metros sincronizados a la 01:00, tiempo del centro de México.

A pesar de las estrictas medidas sanitarias, no deja de ser una gran experiencia para los atletas que acatan con disciplina las medidas que incluyen pruebas PCR diarias, uso de cubrebocas en todo momento y guantes para solicitar alimentos.  

Diego Balleza participará en plataforma de diez metros sincronizados junto a Kevin Berlín el lunes 26 de julio también a la 01:00. A las 10:30 del lunes en tiempo local de Tokio llegaron a conocer la sede de competencia donde realizarán su primer entrenamiento.  

“Todo el primer día estuve muy emocionado como un niño de llegar a mis primeros Juegos Olímpicos, es una gran experiencia a pesar de la pandemia desde la llegada al aeropuerto y claro al entrar a la Villa Olímpica que es muy impresionante”.

“Ya ahora me cambio el chip al competidor y me concentro en mi entrenamiento para estar al cien en la competencia”, comentó Juan Manuel Celaya, quién competirá junto a Yahel Castillo en trampolín de tres metros sincronizados el próximo 28 de julio a la misma hora que sus compañeros. 

Por su parte, Osmar Olvera se prepara para su prueba de tres metros individual en la que participará en las preliminares el lunes 2 de agosto y de obtener el resultado esperado, semifinales y finales al día siguiente.

Finalmente es Andrés Villarreal quién cerrará la participación de Nuevo León en clavados el sábado 7 de agosto en plataforma de diez metros individual.