De cara a la última reforma educativa aprobada en Nuevo León, donde se habría de formar a educandos en escuelas públicas sobre temas «provida», integrantes de este tipo de organizaciones celebraron las asignaciones conservadoras en estas labores.

Dicho ello, tras el aval de la nueva legislación local en la educación, el Frente Nacional por la Familia manifestó estar a favor de que se añada una materia o unidad de aprendizaje titulada Cultura de la Vida en el próximo ciclo escolar 2022- 2023.

Por ello, integrantes del Frente Nacional por la Familia dijeron que la apuesta del diputado del PES, Carlos Leal, del Congreso de Nuevo León, fue lo mejor.

Pues el legislador aprobó por unanimidad de votos la nueva Ley de Educación que abrió la puerta para que en las escuelas del estado se obligue a los menores a tomar clases provida, es decir, que se respeta la vida desde la concepción hasta la muerte.

Es así que integrantes del Frente Nacional dieron su visto bueno para que en los kínderes, primarias, secundarias, prepas y, posiblemente en la universidad, se añada una materia o unidad de aprendizaje titulada Cultura de la Vida en el próximo ciclo escolar 2022- 2023.

 «Felicitamos al diputado Carlos Leal por el punto incluido en la nueva Ley de Educación de Nuevo León para que en las escuelas se concientice sobre la planeación familiar, la maternidad y paternidad responsables, así como el respeto a la libertad y a la dignidad humana desde que inicia la vida en la concepción, hasta que termina con la muerte natural. #CulturaDeLaVida», postearon en redes sociales.  

Además de ello, reconocieron que el diputado Juan Carlos Leal se limitara a comentar un agradecimiento en la publicación, sin responder los cuestionamientos de los grupos feministas y halagos de los grupos provida.

Y es que, aunque la organización hizo público su interés por el Pin Parental, Guadalupe Rodríguez, de la Comisión de Educación, encargada del dictamen, manifestó que dicha iniciativa fue sepultada, pero se añadió, de manera hermética, otra propuesta del PES.

 «Promover el respeto irrestricto de la dignidad humana como valor fundamental e inalterable de la persona y de la sociedad».

 «Desarrollar actitudes solidarias en los individuos para crear conciencia sobre la planeación familiar, la paternidad y la maternidad responsables, sin menoscabo de la libertad y del respeto absoluto a la dignidad humana y la cultura de la vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural», reza el dictamen de la nueva legislación en estas tareas.